domingo, 1 de abril de 2018

RADIOGRAFÍA DE UN PARAJE HARTO SINGULAR: LA CUEVA DEL BOQUERON DE LA TOBA.



Os voy a mostrar la Cueva del Boquerón, uno de esos sitios especiales que atesora un espacio natural como es la Serranía de Cuenca.
Ya la enseñé hace años en esta Entrada recorriendo el barranco del Boquerón desde su inicio, pero son muchas las veces que me he acercado a ver la cueva, incluso un par de veces, nos metimos dentro de sus galerías, aunque sin cámara de fotos, que no está aquello como para entrar con cámaras no acuáticas. Como se imaginarán, estoy hablando de una cueva activa, una de esas que después de un periodo de copiosas lluvias, expulsa el agua por su boca.
El lugar donde lo hace es un paraje ciertamente bello, debajo de unos cantiles rocosos en forma de librerías, y creando unas cascadas que van a parar al arroyo del Boquerón que al cabo de un par de kilómetros echa sus aguas al pantano de la Toba en lo conocido como la Cola del Boquerón.




La Cueva tiene más de 5 kilómetros topografiados, con varios sifones, y como es normal en las cuevas activas, las que se recargan de agua, no se ha llegado a descubrir su principio.

Justamente esta cueva viene a ser el colector de aguas de toda la comarca que tiene por encima y su alrededor, que es lo conocido como Tierra Muerta, una extraña comarca de la que ya hablé Esta ocasión, y que debido a sus características, hace que el agua salga expulsada principalmente por esta Cueva del Boquerón
Vais a ver fotos de su bella boca en diferentes épocas, y algunas hasta parecidas, pero en la naturaleza nunca nada es igual, la luz natural, la hora del día, el sol y las nubes, el agua o la sequía, todo hace que siempre haya diferencias y en las fotos se aprecia también. Pondré fotos por arriba tambien, y Álvaro Alfaro de GEA nos ha prestado unas fotos de la cueva por dentro,.
 
Dejamos el coche, comprobando que las ultimas nieves y lluvias han dejado el suelo de Tierra Muerta bien blandito.


                               Van saliendo Sabinas albares con restos de la última nevada.


                                  Sabinas y hermosos pinos, y en el suelo, el cambronal.


No hay duda posible, estamos en Tierra Muerta. Recomiendo ver el enlace que he puesto al principio donde enseñé de manera somera esta comarca conquense.


Hay que mencionar que hay varias maneras de acercarse a ver la Cueva del Boquerón, una es desde el Albergue de la Fuente de las Tablas siguiendo una bonita senda en una ruta de unos 20/30 minutos.

Otra opción es la ruta que hice yo con Paco hace unos años bajando por todo el Barranco del Arroyo del Boquerón, y hay una tercera, que es cogiendo un barranquete accesible que te deja de manera directa muy cerca de la Cueva.
La salvedad de este último paso que es la mejor manera de llegar, es el hecho que hay que conocerse el terreno, y saber cual es ese barranquete, ya que el paisaje de Tierra Muerta es todo muy parecido y hay que tener cuidado de andar por él.

Pero esto ya no es problema, pues de hace unos meses han hecho el Sendero PR-CU 108 que entre otros sitios sube a Monteagudillo, visita el Albergue y tiene un ramal que te acerca a ver la Cueva. Muy buena pinta tiene este sendero y quiere significar que siguiendo sus marcas se puede llegar a la cueva.
La verdad que clamaba al cielo que un lugar tan espectacular no tuviera una manera "fácil" de llegar, y hubiera que ser "entendido" para saber llegar a la Cueva del Boquerón.


El sendero PR-CU 108, de muy reciente creación. Habrá que hacerle una visitilla pronto.
 

Como yo me conozco el terreno, no voy a ir por el sendero sino que quiero ir por la parte de arriba, para ver por ejemplo al fondo el Cerro de la Modorra donde hay una caseta de vigilancia.
 
 
Saltemos a ella, haciendo un flashback. Ahí me tienen con un frío del carajo. En Tierra Muerta, menos en verano, el frío suele ser muy común.
 
 
 
Ah, esto que tengo justo debajo mío es el barranquete por el que se entra al Barranco del Boquerón, que es lo que habría a la izquierda de la foto.
 
 
Quiero ir por aquí para ver la Cueva del Boquerón desde arriba.
  
 
Dándole al zoom vemos por donde sale al agua. Luego bajaremos allí.
 
 
Aunque parezco que estoy abajo, casi a ras de cueva, no es así.
 
 
Todo este tipo de roca conocida como librerías, si encima tienen nieve, están mucho más bonitas.
 
  
Le damos al zoom. La verdad que desde aquí arriba es difícil saber la cantidad de agua que sale.
 
 
Nos ponemos justo encima de la Cueva donde me encuentro con esto, para rapelar a la entrada de la cueva.
 
 
Mi intención ahora es visitar una rambla rocosa, el Barranco de Fuencaliente, que crea un rincón muy bonito al lado de la Cueva, justo enfrente de donde está la cascada. Lo he visitado mil veces, pero nunca lo había hecho por arriba. Vayamos allí.
 
 
Esa es la rambla de Fuencaliente, y vamos a ver si podemos acceder por la parte izquierda de la foto.
 
 
Con cuidado, voy bajando al cauce de esta pequeña pero bonita rambla.
 
En ella quedan algún charco de agua de las últimas lluvias.
 
 
¿Se podrán preguntar qué porque no bajo hasta la Cueva por esta Rambla?
 
 
No es posible, hay un salto vertical de unos diez metros.
 
 
Hacia el frente tenemos una vista de esta parte de las paredes del barranco con la Modorra al fondo.
 
 
A un lado el sitio por el que hemos bajado a la rambla, justo donde están los pinos.
 
 
Y hacia atrás, esta bonita rambla. Curiosamente, por mucho que llueva, por aquí correrá poca agua. Por ese salto vertical de 10 metros cae algo de agua, pero la mayor parte se filtra y sale por otro sitio curioso que os enseñaré ahora después.
 
 
Salgo de la Rambla, vuelvo hacia atrás y bajo por barranco y sendero PR para ya ir a ver la Cueva, donde me encontré con dos chicos que también venían a verla, y me sirvieron para calibrar el tamaño de las enormes paredes vistas hasta ahora.

 
 
 

Ahí tiene la Cueva del Boquerón. Parece que siempre sale el mismo agua. Hay que buscar una referencia con otra vez anterior para ver el caudal.
 
 
Por ejemplo, de esta vez de ocasiones anteriores, donde si se fijan en la foto de antes, la losa rocosa donde estoy tumbado está tapada por el agua.
 
 
¿Algunos podrán pensar qué narcisista es este chico, recreándose en su reflejo? pero que vaaa, le estoy pegando un tragaco de agua increíble.
 
 
Y su negra entrada donde gotea agua del techo, parece que nos llama.
 
 
Otras ocasiones, otras luces (I)
                                         
 

Otras  ocasiones, otras luces (II)
 
 
Otras ocasiones, otras luces (III)
 
 
 

Según le caiga la luz al agua,  los reflejos en los restos de viejas estalactitas son sublimes.
 
 
El agua de lluvia filtrada por toda la Comarca de Tierra Muerta, tiene este lujurioso color.
 
 
¿Entramos ya dentro? aún no, ya que vamos a ver antes la cascada que crea este agua, y el rincón crea la Rambla del Boqueroncito.
 
 
Primeramente, vemos el arroyo como se va desparramando por toda la ladera de pinos.
 
 
Lástima del sol, que no me dejó sacarle partido a estos marcos tan cojonudos.
 
 
Vamos primero a ver el rincón de la Rambla, que yo le digo del Boqueroncito, donde se crea una pequeña poza.
 
 
Este es el salto vertical de unos diez metros por donde vendría a desembocar la rambla, pero el poco desarrollado edificio tobáceo que vemos en mitad de la foto, nos dice claramente que por ahí no viene a caer mucha agua.
 
 
Pero en cambio, se ven puntos donde mana agua como esta maravillosa fuente natural a pie de pared.
 
 
O una de esas cositas serranas que me tienen encandilado de hace ya muchos años.
 
 
Esta especie de Fontana surtidor completamente natural.
 
 
Anonadado me deja la naturaleza cuando hace estas cosas.
 
 
Yo le suelo llamar la Fontana del Boquerón.
 
 
El toque del hielo arriba y abajo, no hacen más que sublimar la imagen.
 
 
Como con el paso de los años se han ido creando de capas de toba y musgos.
 
 
En otras ocasiones, el Rincón del Boqueroncito presenta este formidable aspecto.
 
 
 
Nos falta ver la Cascada de la Cueva del Boquerón que está allí mismo.
 
 
Toda una maravilla serrana, y cuanto más llueva mas agua caerá por aquí. Lo digo porque esta foto es de hace unos diez días, pero me mandaron un video de unos días antes, donde podría llevar más agua todavía.
 
 
En esta reciente ocasión estuve viendo todo esto con los chicos que me encontré allí, Jaime y Jorge. Les mando un abrazo.
 

Y ahora solo queda enseñaros la cueva un poquito por dentro. Para eso, condición indispensable y primordial, es que la cueva esté seca, es decir venir en verano y otoño. Ya dije que entré dos veces pero solo fue un poquito pues no estábamos preparados para hacer espeleoacuática.  
 
Por ello, le he pedido a Álvaro Alfaro, referencia indispensable de la escalada y los deportes de aventura en Cuenca, dueño del Espacio Pachamama, de Bulder QNK, que nos preste alguna foto de su interior. Recordándoles que para su visita por dentro con galerías con agua puedan contactar con su EMPRESA. Les aseguro que no se arrepentirán.
 
 
Vamos a la ocasión que fuimos nosotros. Lo primero es lo chocante que es verla así, después de todas las fotos anteriores, no?
 
 
Su gran boca desde dentro. Fíjense que todo esto que ven está tapado por el agua.
 
 
Su pasillo de entrada desde dentro de la cueva.
 
 
Aun siendo verano, el recorrido por la galería seca no es muy largo, apareciendo el agua muy bien pronto.
 
 
Foto de Alvaro Alfaro.
 
 
Maravillosas formaciones. Foto by Álvaro.
 
 
Foto by Álvaro.
 
Muchas gracias Álvaro, te debo unas cervezas ;-)
 
 
Esto ha sido todo. Hasta la próxima 

26 comentarios:

  1. Hola toni soy Jorge uno de los dos chicos q viste jejeje ,que bien explicado y q fotos mas chulas espero verte en mas sitios tan magnificos cómo este de nuestra Serranía ,un abrazo mio y de Jaime ,nos vemos x la sierra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jorge.

      Gracias tio, ahora que esta todo con agua hay que aprovechar para ir a ver fuentes, arroyos y parajes con agua, y a ver si coincidimos otra vez, y luego nos vamos al pueblo más cercano a tomarnos unos tercios.
      Un abrazo para los dos.

      Eliminar
  2. Muchas gracias a ti Tony me ha gustado mucho tu articulo, como siempre me descubres cosas nuevas y me sacas una sonrisa. Y dejate de cervezas, lo que tenemos que hacer es una escapada justos, y después las cervezas. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Álvaro.

      Gracias hombre, y por supuesto que cuando planeéis una ruta, avísame a ver si me puedo apuntar, y luego las cervezas, que como no hay cerveza no me junto más contigo ;-)

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Otro gran reportaje Toni. Nunca dejas de sorprendernos con esos rincones tan espectaculares. Y es que los parajes conquenses parecen inagotables ...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paco.

      Gracias por tus palabras; si es cierto que la Serranía guarda muchos rincones singulares, que al estar bastante despoblada se conservan en buen estado.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Hola Ángel.

      Gracias a ti por comentar, y encantado que te guste.

      Un saludo.

      Eliminar
  5. Éste es un video de una de las exploraciones de uno de los que se cree es importante suministro de la cueva del Boqueron.
    https://www.youtube.com/watch?v=BOHAmJhVyGg

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David.

      Ya he visto el video, tela marinera en el fregao que estáis metidos.
      Curiosamente conozco esa sumidero grieta rocosa, pero no sabía ni que se llamaba así, ni que tenía profundidad espeleóloga. De mis paseos por Tierra Muerta me he topado con él alguna vez.

      Entonces, a grandes rasgos y para un profano como yo, la Cueva del Boqueron llega un momento que no se puede continuar por estrecha o por demasiados sifones? Y estáis intentando entrar (o localizar) por el que sería uno de los aportes de agua a la misma (este sumidero de Acebreiros), no?
      Habéis llegado a unir el sumidero con la Cueva del Boquerón? Disculpa mis preguntas, pero me parece tan apasionante la exploración espeologa, y más aún, cuando hay buceo, que me puede la curiosidad.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. ¡Como siempre.......ESTUPENDO!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Daniel, como siempre, encantado que te guste!!

      Un saludo.

      Eliminar
    2. Cuanto he disfrutado de vuestra bonita experiencia y de poder disfrutar a través de estas imágenes, tan bien explicadas, de todo lo que hay y rodea la Cueva del Boquerón. Os agradezco de corazón que lo compartáis con el Grupo de Excursiones por Cuenca, sabiendo que nuestra ciudad y provincia tienen muchos tesoros por descubrir, pero nunca creí que fueran tantos. Gracias, muchas gracias por vuestra ayuda para dar a conocer todas las maravillas que tenemos.

      Eliminar
  7. Hola Toni.

    Primero que nada...enhorabuena por ese millón de visitas!!!, no hace ni dos años que estábamos con el pique de haber quien llegaría antes al medio millón y en ese poco tiempo has doblado la cifra, como te dije eso es señal de que haces las cosas muy bien. Y esta delicatessen de entrada que nos ofreces esta semana es una prueba palpable de ello. La cueva de por si ya es espectacular, sobre todo si tiene agua, pero es que el entorno de alrededor no se queda atrás, con esos pliegues de la roca, esos barranquazos, esas cascadas y pozas o ese agua manando de sitios tan inverosímiles y preciosos como esa Fontana del Boquerón. Me ha encantado, vamos, de los sitios a los que nos tienes que llevar en una próxima visita a la Serranía jeje.
    Viendo las fotos de Álvaro, parece que el recorrido con neoprenos por el interior de la cueva es de un rollo parecido al de la Cueva del Toro en la Serra d'Espadà, me ha dado esa sensación.

    Un millón de abrazos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre, con el énfasis a la hora de escribir he colado un "haber" de los de arrancarse los ojos...¿por qué no dejara blogger editar los comentarios una vez hechos?...

      Eliminar
    2. Aber Dani, ay que ver que el haber no ocupa lugar, jajajaja. Si es cierto que yo también caigo alguna vez en este tipo de errores al teclear y cuando lo lees la primera vez, gritas: Aaaarrggghh....Solución: otro mensaje, rectificando.
      Pues si, ya estamos en el millón, y seguimos a por otro. No? Ahí vamos los dos con nuestras carreras parejas. Lo mejor poder celebrarlo tomando unas buenas birras con vosotros. Os viene bien entonces este domingo una ruta por Sot de Chera o alrededores?
      En Junio que aun no hace mucho calor por aquí, puede ser una buena época para que vengáis, ya que presumiblemente con lo que ha llovido (y tiene que llover) se presenta una buena primavera.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Hola Toni.

    Que maravilla volver a ver el agua en la sierra.

    Hace una semana entramos desde La toba hacia el arroyo del Boquerón, y en el estrecho que hace la pequeña cascada antes de llegar a la cueva ya no fuimos capaces de pasar, bajaba el arroyo bravo bravo, no llegamos a la cueva pero vimos todos los pequeños barranquetes que bajan desde la zona de La Modorra, un espectáculo de agua brotando de las mismísimas piedras!!!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luis.

      Si cuando eso baja bravo no se puede pasar por este lado, ya que ocupa todo. Habría que hacerlo por el otro que hay un paso en la roca viniendo desde la cola del Boquerón.
      Y está la sierra como la llevamos pidiendo a gritos desde hace años...

      Eliminar
  9. Hola Toni,

    Como siempre, una gozada leer tus detalladas crónicas, en las que nos sumerges siempre en preciosos rincones.

    La zona en pleno invierno, repleta de nieve, ha de ser una delicia.

    Me va a tocar ir preparando varias visitas al pueblo, tan solo para empezar a rascar la superficie de tan bellos parajes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David.

      Si Tierra Muerta con nieve esta muy bella, es un paisaje peculiar y muy solitario y la nieve le da un toque como más fantasmagórico.

      Jejjeje, tu sigue viendo el blog que te voy a llenar la agenda de pequeñas cosas que ver para cuando vengas al pueblo, jajaja.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Hola Toni.

    Con tanto nombrar el boquerón me ha entrado ganas de comerme unos cuantos :). Sin duda un cueva muy interesante, tanto en su interior, como en la entrada con esa preciosa badina de aguas cristalinas, que esta rodeado de un fantástico circo de librería, del que desconocía está denominación.

    Aunque ya te lo he dicho en más de una ocasión, la serranía me recuerda en parte a la sierra de Guara, que también filtra sus aguas en forma de Kars, para aparecer luego en lugares insospechados, como ocurre en la fuente del Mascún, que publique hace unas semanas.

    Además con ese nuevo ramal del PR-CU 108, permite verla de forma fácil, aunque sin duda, yo me decantaría por bajar rapelando, que le da un punto de aventura.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      Normal, solo pensar en un manojo de boquerones recién fritos a las 3 de la tarde, se hace la boca aguaaaa

      Si es cierto que muchas partes de España tiene zonas calizas kársticas y los fenómenos son muy parecidos. Guara no lo conozco y no tardaré es tapar esa carencia, pero en el caso de la Serranía de Cuenca, toda ella es kárstica, y como esta Cueva del boquerón hay varias, y luego otros fenómenos del modelado kárstico, aparte de las ciudades encantandas, como son las Torcas, simas, lagunas, etc...
      Lo de rapelar y cuando se llegue al final meterte por el agujero de entrada tiene su toque peliculero.

      Ya te he comentado en el correo lo de la fecha, ya me dirás.
      Toni MS.

      Un saludo.

      Eliminar
  11. Toni, he disfrutado de este encantador trabajo, te felicito porque está muy bien y veo que le has puesto un asombroso "zoom" a la herencia de tu padre que naturalmente me produce alegría.
    Abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pepe.

      Cuanto tiempo!! Encantado de tenerte por aquí otra vez, y me producen mucha alegría tus palabras. Sin su perseverancia de llevarnos al monte y su sapiencia de enseñarnos, no habría de ninguna manera Magia Serrana.

      Otro fuerte abrazo.

      Eliminar