domingo, 4 de noviembre de 2018

LA PEÑA RUBIA DE UÑA


Siempre he pensado que no hay paraje más agradecido en otoño dentro de la sierra de Cuenca que la Laguna de Uña.

La conjunción del cromático otoño con el agua, paredones de roca y pinos, mezclado con toda la vegetación arbórea y arbustiva de chopos, sauces, álamos, arces, majuelos, guillomos y muchas más clases, hacen que un visita por muy corta que sea, se convierta en todo un festín para los ojos y las cámaras de fotos.

Pero la entrada de hoy, no va a ser un visita sin más al célebre sendero del Escalerón y la Raya o a la Laguna de Uña, que ya os enseñé de forma más exhaustiva hace unos años, sino que nuestro principal objetivo es subir a la Peñarrubia de Uña, es decir, a lo más alto de uno de los puntales que conforman el Rincón de Uña y la Muela de la Madera.

Los lectores del blog que conozcáis esta parte de la sierra, al leer lo de subir desde Uña a la parte alta de la Muela de la Madera, os diréis que lo haremos por el Escalerón o por la Raya, únicos pasos para poder subir a la parte alta de la muela, pero no, no lo vamos a hacer por ninguno de los dos, sino que vamos a buscar un tercer paso, que me comentó hace un tiempo alguien que no recuerdo su nombre. La vuelta si la haremos por el Escalerón por aquello de no volver por el mismo sitio.

Pido disculpas por no acordarme del nombre de quien me lo indicó, y como tampoco sé el topónimo, aquí lo voy a llamar el Paso del Pasillete, por su forma, y a expensas que alguien me indique si en Uña, dicho paso tiene nombre. 

--Añado al par de horas de publicar la entrada el nombre con el que se le conoce en Uña a este paso, ya que me lo han indicado en el grupo de Facebook de Magia Serrana, y es el Paso del Cuchillejo--
Gracias.





Antes de eso, voy a comentaros lo peculiar de los bordes de la Muela de la Madera, ya que son bastantes kilómetros de paredes verticales de 80/100 metros por donde solo se puede subir/bajar por los pocos pasos que existen, y que utilizaban los pastores, hombres y mujeres de antaño para acceder, tanto a la parte alta como a la parte baja de la Muela.

Estos pasos vienen a ser 6 y un barranco, y serían el paso del GR-66 en Río Frío, las Catedrales, la Raya, el Escalerón, este que os voy a enseñar ahora, y luego hay otro muy peculiar, que ya os enseñare más adelante. Por último, podríamos incluir el Barranco de la Sorquilla, único barranco “amable” que horada y abre los paredones de la Muela, haciéndolo transitable de arriba abajo.


Salimos de la parte de atrás del pueblo de Uña siguiendo la senda ascendente que va por el cordal.


        Lo 1º de todo, es ver al fondo los paredones verticales de la Muela de la Madera.



En esta primera parte no hay perdida, además, llevamos el rastro de una senda hecha en el terreno.


Cogemos algo de altura y podemos ver como la vegetación caduca del otoño nos va a deparar bellas alegrías.



                 Tanto en los árboles como en sus reflejos en el agua de la Laguna.



Me llama la atención, al otro lado de la laguna, esa especie de cueva que se crean en los cantiles.



     Seguimos la senda, viendo que salva pequeñas capas rocosas, por ahora sin dificultad.



La tarde esta imprevisiblemente otoñal, e igual que hace sol, se oscurece todo y empieza a llover, como se puede apreciar en esta foto.



  Nos ponemos encima del pueblo pero aún no nos asomaremos y si lo haremos más arriba.



                    Nos vamos acercando a la proa del puntal de la Peña Rubia.



      y también al sitio donde hay que buscar el paso para poder acceder a la parte alta.



                                            Paco emulando a los buitres.



A ratos llueve, a ratos hace sol, y nosotros seguimos por la línea de cortados a ver si vemos el paso.



Aunque nos damos cuenta que lo mejor es seguir la senda que parece que nos lleva a uno de esos huecos que quedan entre grandes rocas.


De entre todos los huecos que quedan entre las moles rocosas, por este es el único por el que se va a poder subir.



       Desde aquí se me abren unas perspectivas muy chulas de la Laguna y la Muela.



                                                  Estamos en el Cuchillejo.



Curiosa como esa alargada grieta no se llega a poner muy vertical, permitiendo subir por ella.



            La 2ª parte del Cuchillejo nos permite también ponernos en la parte alta.



Los riscos laterales nos permiten sacar fotos espectaculares pero con cuidado, ya que la fina lluvia dejaba la roca resbaladiza.



Arriba, ya sobre los mares de caliza de los bordes superiores, vemos que se ha formado...



                                             Un maravilloso arco iris .


Las vistas de la Laguna son cosa fina. De la derecha viene el Arroyo del Rincón, y de la izquierda, de manera perpendicular, pasa el río Júcar.



            Aunque nos dirigimos a ponernos encima de proa puntal de la Peña Rubia.



             Uña, nombre extraño para uno de los pueblos más bellos de la Serranía.



Una vista que no se cansa uno de verla.  En la parte izquierda de la laguna, es donde se formó la barrera de tobas que represo el agua del Arroyo del Rincón y a su vez, creó la Laguna.



Si miramos hacia el otro lado, vemos la línea de verticales cortados de la Muela formar una muralla inexpugnable.



    Y si somos sigilosos, podremos fotografiar a los buitres, como en esta toma que salen 7.



Pero debéis saber que aún no estamos en la cima técnica de la Peña Rubia, que se encuentra a nuestras espaldas.



                                          Hacia allí arriba nos dirigimos.



               Según subimos, vemos el arco iris doble sobre la superficie de la Muela.



                 Paco ya esta en lo alto de la Peña Rubia y los sus 1434 metros.



                   El Arco Iris trazado dentro del pinar es toda una maravilla.



                               La Serranía, puerta de entrada al Valhalla.



Desde aquí la visión es mucho más amplia, al ser el sitio de más altura de todo el Rincón de Uña.



                          Me tiene fascinado la aureola dorada de la Laguna.



Miremos hacia el Rincón, donde llega el otro lado del Arco Iris, aunque no tan nítido como su contrario.



    Podemos ver esos bordes por donde iría el vertiginoso sendero del Escalerón y la Raya.



            Ahora por no volver por donde hemos subido, entraremos en la Muela.



                                                 Yendo bosque a través



Para llegar a la parte trasera del paso del Escalerón, por donde bajaremos y que no os enseñaré al haberlo visto ya varias veces.


Solamente os voy a enseñar una cosa curiosa del Escalerón. Fíjense en esa vara de hierro.


Una de las ventajas de ir con Paco al monte es el comprobar sus dotes detectivescas y su sapiencia. El campo está lleno de restos del pasado, que muchas veces son indescifrables, causando extrañeza y misterio a los caminantes. Paco, no todas pero si muchas veces, me termina descifrando estos pequeños enigmas serranos.

Viene esto porque en el paso del Cuchillejo, en su parte final viniendo desde abajo, nos topamos con una malla metálica que lo cierra por completo. Como ya estaba obsoleta, nosotros pasamos sin problemas pero te quedas pensando para qué pondrían esa malla allí. Luego vemos que en el paso del Escalerón, aunque no queda resto de malla, si quedan a ambos lados ese poste vara metálico que veis en la foto, que nos dice que antaño iba de lado a lado otra malla metálica.
No solo eso, sino que debido a la multitud de veces que he pasado por el Paso de la Raya, recuerdo que allí también se ve los postes metálicos, incluso restos de malla medio dobladas y tiradas por los laterales.

¿Que viene a significar eso? Como Paco me explica, debiera cerrarse esos pasos para que antaño el ganado, principalmente vacas y terneros, no se metieran por ahí y bajaran al pueblo y la carretera.
Como el resto de los bordes de la Muela son verticales e inaccesibles, el animal se queda arriba, pero si hay pasos, rápidamente los encuentra y se metería por ellos, accediendo a la parte baja, cosa que los ganaderos y pastores no querían.


Solución: mallazo metálico para cerrar el paso de los vacos y así quedarse por arriba.

El paso del GR-66 en Río Frío seguro que también tendría el mallazo metálico en su día.
El paso de las Catedrales no hace falta al haber un desnivel vertical de unos cuantos metros que se pasa gracias a la escalera de madera puesta allí.

Faltaría el ultimo paso por enseñaros que como veréis cuando cuelgue la entrada, la propia fisionomía del paso hace inviable que por allí puedan bajar y subir animales. Hasta las personas lo tenemos un poco jodido pero no adelanto acontecimiento y ya os lo enseñaré más adelante.


Me comenta Mariano López Benito, que esas mallas metálicas fueron puestas allí en los pasos para impedir el paso de los animales, tal y como conjeturó Paco, aunque según Mariano, no era para el ganado bovino, sino para que ciervos y corzos que fueron soltados hace muchos años por la Muela con la creación de un coto de caza, no se bajaran a la parte de abajo.



Mientras bajamos por el Escalerón, saco con el zoom al otro lado ese rincón cueva que me llamaba la atención.



Una vez abajo, nos acercamos a ver la Escuela de Pesca, comprobando que cada vez queda menos luz.



                                          Cosa que intentamos aprovechar.



La Escuela de Pesca anda muy sumida en la penumbra mientras los últimos rayos de sol reverberean en las paredes de la Muela y en la copa de los árboles.



Desde aquí abajo podemos ver, como os indico, donde estaría el paso del Cuchillejo que está oculto por los pinos.


Y me despido con esta foto hecha desde el mirador de la Laguna, que aunque la luz ya es escasa, si sirve para comprobar la belleza del Rincón de Uña.



                                              Foto con la ruta realizada.


¡¡Hasta la próxima!!

14 comentarios:

  1. Fantástico Toni. No conozco ni el paso ni su nombre, ni sospechaba siquiera que se pudiera subir por ahí. Si no te lo dicen es muy difícil descubrirlo, salvo, tal vez, si te persigue un oso hambriento o eres un híbrido entre Amundsen y Livingstone (tú no andas muy lejos de eso).

    Vaya día de luz buena para hacer fotos, además. Una vez más, ¡chapeau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chema.

      Yo tampoco lo conocía, es un paso muy local, muy de la gente de Uña. Claro al lado de la espectacularidad de los pasos del Escalerón y la Raya, pues este se queda humilde y desconocido. Pero con esas indicaciones que me dio alguien hace un par de años, lo encontramos Paco y yo.
      El ultimo paso que me falta por enseñar, no se le puede llamar paso, pues me lo indico Luis el de Entreorzaygamones, que a su vez se lo había indicado un forestal, y tiene un punto peligroso, pero puede que antaño se utilizara también. A ver si la saco antes que acabe el años.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Odín, digo Toni ;-).

    El entorno, el otoño, los buitres, la lluvia, las nubes, la luz de la tarde, el arco iris...todos jugaron a vuestro favor y te salieron unas fotos cojonudas.

    Como digo, preciosa la Laguna de Uña y todo su entorno calizo de altas paredes, tanto Eva y yo, y supongo que Laia también guardamos un bonito recuerdo de la ruta que nos preparaste el otoño pasado allí. Recuerdo que a parte de la belleza del lugar me fascinó el tema de los pasos para acceder a lo alto de la Muela de la Madera, este de los Cuchillejos no le va a la zaga a los que nos enseñaste, y estoy deseando ver como será el que nos mostraras en un futuro, tu como siempre dejándonos con la miel en la boca...jajaja.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.

      Jejeje, ya me lo dice Maru, lo que hago de rogar, soy muy cansino. Como le digo a Chema, a ver si la hago antes que acabe el año y os lo enseño.

      Y sí, según volvíamos a casa, iba pensando, joer que ganas de descargarme las fotos porque yo creo que me hay fotones. Ya solo con el arco iris estaba muy ilusionado.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Enhorabuena Toni , increíbles fotos has sacado. Igual vuelves cien veces y no se vuelven a dar esas condiciones.Sabes estar en el lugar y momento adecuado. Y como no darte las gracias por desvelarnos esos secretos como este angosto paso que no conoceríamos si no fuera por ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Victor.

      Muchas Gracias por tus palabras. Si, lo de las condiciones de luz para las fotos fue lo mejor. Ojalá fuera así la mayor parte de las veces.

      Esta ruta por el Cuchillejo a la Peña Rubia está muy bien para los que ya hemos hecho muchas veces el Escalerón y la Ralla, y así ver el Rincón de Uña desde otra nueva perspectiva.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Hola Toni.

    Me uno al club de los desconocedores de ese paso. El día estuvo sensacional y le sacaste buen partido a la cámara.
    Sí recuerdo haber pasado un plácido día otoñal comiendo en la cumbre de la Peña Rubia y sin ninguna gana de marcharme de allí con tan bellas panorámicas. Ya estoy deseando ver ese otro paso en la muela que nos tienes preparado, je,je.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrés.

      Como le digo a Victor, un nuevo paso y ruta para los que ya han hecho muchas veces el sendero del Escalerón y la Raya.

      Jejeje, el otro paso te va a gustar a ti también. Jajaja mira que seré malo y como pongo los dientes largos ;-)

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Toni:

    Nosotros también guardamos un gran recuerdo de nuestro paso por Uña. Sobre todo por la gran cantidad de Ciervos que vimos y que además era nuestra primera berrea que pudimos disfrutar.

    Como dice Dani, gran reportaje fotográfico te ha dado el tiempo, con esas nubes y el arco iris, además de los colores tan bonitos que tiene la laguna en esta época del año.

    Un saludo y a seguir disfrutando de la montaña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eulogio.

      Si me acuerdo cuando lo comentasteis y vi las fotos de vuestra estancia en Uña, con nieblas y ciervos, creo recordar. La Laguna de Uña y todo el Rincón de Uña según la época y estaciones, da para qué nunca canse, saliendo fotos distintas.
      Yo tuve suerte y la lluvia fue muy fina e intermitente y no llegaba a molestar, y luego el sol/nubes/arco iris fue ya la guinda perfecta. Aunque el otoño es un época donde el rincón explota, me falta recorrer aquello todo con nieve. Tiempo al tiempo.

      Un saludo y gracias por comentar.

      Eliminar
  6. Hola Toni.

    Como siempre dándole una vuelta de rosca a los itinerarios habituales, buscando nuevos pasos, que según parece aún queda otro por publicar.

    Pero si con algo me quedo en esta entrada es con las fotos tan guapas que te han salido, en el que sin duda ese cielo de tormenta y los colores del otoño han jugado a tu favor.

    Parece que al final el tiempo nos va a ser favorable ...

    Salud y montaña!

    ResponderEliminar
  7. Hola Eduardo.

    De vez en cuando, está bien tener algo de suerte y que nos salga un buen día para las fotos, que la de veces que habré salido con tiempos horrorosos donde es difícil sacar fotos bonitas de luz.

    Pues sí, parece que sí ;-)

    ResponderEliminar
  8. Hola Toni,

    Cada vez que leo tu blog y me encuentro con esos preciosos paisajes calizos me quedo maravillado.
    Que maravilla de formaciones y que gran ruta que nos has mostrado en la que no falta de nada, desde lagunas a buitres, e incluso un doble arco iris.

    Salud, arcos iris y muchos buitres!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David.

      De esas rutas que te dejan contento y satisfecho, pues en apenas dos horas y media (desde que llegamos a Uña hasta que oscureció)me dio tiempo a sacar esta bonita entrada. Que luego hay rutas que estas muchas más horas y no te salen fotos tan vistosas.

      Arco iris y Valhallas!!

      Eliminar