lunes, 24 de junio de 2019

EL NACIMIENTO DEL RÍO MUNDO, LETUR, YESTE Y AYNA


Cuenca y Albacete, Albacete y Cuenca. Si preguntamos a gentes de otras latitudes alejadas, es probable que, en base a las ideas preconcebidas de los que adolecemos todos, y sabiendo que están en Castilla la Mancha, nos respondan que aquello es tierra manchega, de la estirpe quijotesca, donde los atardeceres enrojecen de manera bella la horizontalidad de estas nobles tierras, y donde la verticalidad de un hombre y la inclinación de su sombra, se imponen como contrapeso ante tanta llanura.

Ah queridos lectores, pero hay que saber que no todo el monte es oregano, y que los prejuicios están para tumbarlos. Lo digo porque el norte/este de la provincia de Cuenca y el sur de la provincia de Albacete guardan en su interior sendos sistemas montañosos, dos macizos, uno, la Serranía de Cuenca, perteneciente al Sistema Ibérico y otro, la Sierra de Alcaraz y Segura, a la Cordillera Bética, que rompen con brusquedad la horizontalidad y la aridez de las extensas comarcas manchegas del resto de las dos provincias.

Además no están solas rodeadas de mesetas, como islas en el vasto mar, ya que las dos tienen sus continuaciones naturales a otros lares agrestes: la de Albacete hacia el sur, hacia la provincia de Jaén, con el macizo de las Sierras de Segura, Las Villas y Cazorla, y por otro lado, la de Cuenca se mete en tres provincias, Guadalajara con el Alto Tajo, Teruel con la Sierra de Albarracín y Montes Universales, y Valencia con la Comarca de los Serranos y Rincón de Ademuz.

Estas sierras de Cuenca y Albacete son dos tesoros naturales, además cada vez más solas ante el avance del cambio climático y la desertificación acelerada de más de la mitad sur de España. Son estas sierras las que surten de agua a gran parte de la costa mediterránea, para lo bueno y para lo malo, y son estas sierras dos grandes desconocidas para una mayoría de amantes de la naturaleza, y también son dos zonas pasto de la más voraz de las despoblaciones que padece nuestro país, aunque la de Alcaraz norte realmente no está muy lejos del Nueva York de la Mancha, la ciudad de Albacete.



Después de quedarme tan campante tras soltaros esta parrafada, os voy a poner fotos de una ruta por la sierra de Alcaraz. En este caso, veremos fotos de pueblos pintorescos de allí, como Yeste, Ayna o Letur, y aunque inicialmente tenía previsto hacer una señora ruta de senderismo con la subida al Pico Mentiras (1890 metros) en la raya con Jaén en lo que ya se considera Sierra de Segura, circunstancias sobrevenidas nos hicieron cambiar de planes pero gracias a eso también, pudimos ver una cosa que llevo persiguiendo hace años, y es ver el reventón del Nacimiento del río Mundo, un lugar de esos alucinantes que están entre lo más espectacular que uno puede ver hoy en día. Había estado previamente un par de veces hace muchos años pero nunca lo había visto con tanta agua. Esta ocasión fue de finales de Abril, principios de Mayo que tuvimos un mes muy lluvioso casi por toda España, y que mitigó algo lo penoso pluvialmente que ha sido la primavera del 2019.


Lo dicho, una sierra, la de la Albacete, que sorprenderá a propios y extraños, en que solo le pongo la nota negativa que se tarda muchísimo en coche al ir de pueblo a pueblo, debido a que las carreteras, aparte de muy curvosas, se ve que son las de toda la vida, no vi túneles o barrancos horadados o puentes hechos para atajar, y hay que dar muchos rodeos. Un ejemplo es que de Letur, pueblo donde teníamos la casa a Riopar donde está el nacimiento del mundo tardamos casi hora y media. Otro ejemplo, del pueblo de Yeste al de Riopar hay 16 km en línea recta, 45 km por carretera y se tarda algo más de una hora en coche. Pero bueno, aunque uno acaba harto del automovil, sobre todo por las curvas, el paisaje compensa con creces todo cansancio al volante.

             Como el primer parking está lleno, dejamos el coche el otro que hay más alejado.

Pero que nos viene muy bien para hacer una ruta previa por unos húmedos y bonitos pinares.

Llegamos a la carretera que va al primer parking. Iremos por ella, y volveremos por la senda que va pegada al río.

          Pasamos por tramos donde se ven chorreras que caen por la ladera hacia el río.

                                                                  Y rincones frondosos.

Pasamos el parking y por camino de tierra nos acercamos al Hueco de los Chorros, donde ya se ven las verticales paredes que delimitan este valle en fondo de saco.


                                        Tras una suave bajada, oímos y vemos el espumoso río.


                         Eeeeeehh, como asoman las cascadas en ese rincón tan bestial.


Vais a ver bastantes fotos de este lugar, ya que no hay que perder perspectivas de este lugar, con el río Mundo tan caudaloso.


Impresionante esa cueva de más de 50 km topografiados que tiene su boca en medio de esa pared vertical por donde nace el río.


La poza del Tejo está preciosa. Decir que el acceso al primer mirador lo habían cerrado debido a la cantidad de agua que salía de la cueva.


                                                                         ¡¡Sin palabras!!


Tenía muchas ganas de hacer una ruta por la parte de arriba, el Calar del Mundo y poder ver este espectáculo desde arriba. Para otra ocasión.


El día anterior que no paró de llover, sucedió el reventón, pero hoy salía un poco menos de agua, aunque mejor para poder disfrutar y hacer fotos, ya que no nos llovió apenas.


                                                Parece un paisaje hecho por ordenador.


Que lástima no poder subir al primer mirador y ver la enorme poza que hará la cascada grande al caer.


                                               No se imaginan lo que cuesta irse de allí.


Pero hay que decir que hay más gente que agua -lógico por otra parte- y debemos irnos y dejar sitio a la gente que va llegando.


                             Bajamos ahora por una senda distinta que va paralela al río.


Según bajamos, vamos dejando atrás ese nacimiento, formado cuando llueve mucho en la superficie de arriba, el Calar del Mundo, una especie de extensa muela kárstica a modo de esponja, donde apenas hay cursos fluviales y fuentes, por lo que el agua de lluvia viene a salir por la cueva.


       Pasamos por sitios donde vemos que el agua desborda el cauce natural del río.


                      La senda se convierte en un agradable paseo junto a las aguas del río.


Pasamos por esa bonita construcción que es la Casa del Parque Natural de los Calares del Mundo y la Sima.


Toca finalizar la visita tras unos 9 kilómetros (ida y vuelta), yendo al pueblo de Riopar y degustar sus ricas carnes a la brasa con mucha pero mucha cerveza, no vaya a ser que se nos formé bolo alimenticio y nos atragantemos.
Ahora vais a ver unas fotos del castillo de Yeste, luego del bonito pueblo donde estábamos alojados, Letur, y nos despediremos con la Suiza de Albacete, como se conoce al pueblo de Ayna, famoso también por ser donde se rodó la película de culto, Amanece que no es poco, siendo el pueblo un museo al aire libre del rodaje de dicha película.


                                           Bonito castillo el de Yeste con la iglesia justo debajo.


Castillo del siglo XIII, edificado sobre una fortaleza previa mulsumana, y con un centro de interpretación medieval.


                                           La niebla nos conquistó en un santiamén.


Por lo que el noble caballero Don Antonio de Virtudes y Segarra, Barón de Cuenca y Señor del Escabas, y su fiel esposa, la condesa de Villar de Olalla, Doña María Jesús de Diaz y Valverde, prima del Cid, deben buscar cobijo en el castillo.

Vamos a Letur con nuestros amigos Edu y Vanesa.

Desde sus miradores podemos ver abajo su verde vega.

Otro rincón chulo es su piscina municipal.

Letur es un pueblo de fuentes y es atravesado por varios regueros con agua de un arroyo.

Todo eso, y el estar en primavera, hace que el pueblo y sus alrededores están preciosos.




Vamos a Ayna. Pinchen la foto para verla en grande.



Uno de esos pueblos en que la visita es obligada si se está por la zona.

Ubicada dentro del valle del río Mundo, camino a echar sus aguas al río Segura.

Sus callejuelas tienen rincones con mucho encanto.

Vamos a ver su antiguo castillo del que queda algún resto arriba del todo.

Con una ubicación un poco extraña.

Donde tenemos vistas novedosas del pueblo.

Otra vista.

Clásica foto del cerro rocoso que hay dentro del valle, a los pies de Ayna.

Foto de Ayna en otra ocasión en la que estuvimos hace más de diez años.

Y me voy a despedir con esta vista desde el restaurante donde nos comimos unos huevos con papas riquísimos y también regados con cerveza, no mucha, que hasta Cuenca tenemos tres horas de coche para dar por finalizado este fantástico fin de semana santa con unos buenos amigos.


¡¡Hasta la próxima!!

6 comentarios:

  1. Hola Toni.

    Totalmente de acuerdo con lo que dices al principio de la crónica. Yo también tenía la idea preconcebida de que Albacete era una llanura, pero no es así, y lo pudimos comprobar de primera mano el año pasado cuando fuimos a esta zona que nos muestras, en la que visitamos algunos lugares comunes como Ayna o Yeste (al Reventón no pudimos ir pues estaba jarreando). Sin duda me quedé con la montañosa y atractiva orografía de la zona (también secundo lo de las carreteras), a la que sin duda en un futuro tendremos que volver para conocer esta bella zona como más nos gusta, andando ...el Calar del Mundo, por supuesto el Reventón, los picos Mentiras y Almenara... son muchas cosas las que tengo apuntadas en la agenda.

    Impresionante como estaba el Reventón (recuerdo el vídeo que nos mandasteis), seguro que en directo sería mucho más espectacular y ensordecedor. Una pena que el mirador superior estuviese cerrado, que digo yo, que tratándose del Barón de Cuenca y Señor del Escabas y su insigne esposa, la Condesa de Villar de Olalla y prima del Cid, lo podrían haber abierto para la ocasión jajajaja.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.

      Yo también tengo muchísimas cosas pendientes por aquí. Es que ya te digo que se me va tiempo, y eso que Cuenca y Albacete están juntas pero es que hasta la sierra de Alcaraz se van tres horas, y como quieras bajar a la de Segura, échale cuatro horas, y no te digo ya si voy a Cazorla, poniéndome casi en cinco horas.
      Todo esto se mitigaría si hacen, como parece que quieren, la autovía Cuenca-Albacete.

      Cuanta razón tienes, y que vergüenza la de este país que no respeta los títulos nobiliarios ni a los que somos de sangre noble desde la cuna, abriéndonos ese mirador y con unos chicos protegiéndonos con paraguas. Si pudiera metía a toda esa chusma a las mazmorras que se enteraran quien son aquí los que mandan......

      Hasta el domingo!!

      Eliminar
  2. Hola Toni,

    No me imaginaba yo tampoco que Albacete tuviera rincones tan espectaculares como los que nos muestras.

    Espectacular el reventón del nacimiento del Río Mundo, si en fotos ya es espectacular no me quiero ni imaginar como ha de ser en vivo, con el sonido del agua y el viento frío que esta provoca al moverse, habrá que pensar en ir haciendo una visita para el año que viene...

    Que preciosidad de pueblos escondidos que nos has mostrado, insisto, me has hecho entrar ganas de meterme un viaje para conocer esa zona, eso sí, cuando el el calor nos de una tregua, que tela como aprieta estos días.

    Salud, agua y sierras!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David.

      Pues si la verdad, a mi ya me chocó en su día. Pocas provincias hay en España, por no decir ninguna, que te sorprenda con algún rincón de naturaleza.

      Yo llevo años intentando ver un reventón, ya que normalmente no se sabe cuando va a ocurrir. Esta vez tuvimos suerte y fuimos el día después de ocurrir, ya que suele durar solo unos pocos días.

      Salud y reventones!!

      Eliminar
  3. Hola Toni.

    Pues yo hasta hace unos años pensaba que en Albacete no había más que molinos y poco más, pero mi amigo Carlos ha ido varias veces a la sierra de Carzola y tiene sitios bien majos como la Cerrada de Elias o este nacimiento del río Mundo, que a pesar de estar bastante masificado, impresiona.

    A mi es una zona que me cae lejísimos, el verano pasado estuvimos mirando para pasar unos días, a la subida de Almería, pero lo descartamos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      Jajaja como le digo a David, a mi también me llamó mucho la atención en su día la sierra de Albacete teniendola tan manchega como la tenía.

      Tengo que decirte que estas la Sierra de Albacete es la de Alcaraz -este es su nombre- y la de Cazorla es de Jaén, ademas no está cerca ya que las carreteras dan unas vueltas tremendas y se tarda un huevo en llegar de Alcaraz en Albacete a Cazorla en Jáen. Antes pasarías por la Sierra de Segura, que aunque un trocito de la provincia de Albacete toca esta sierra, tambien es de Jaén, aunque más cerca de Albacete.

      Son muy recomendables todas estas sierras aunque para mí Cazorla es la más chula. He estado tres o cuatro veces y sorprende mucho. Lástima que nos coja tan lejos pero no podemos estar cerca de todo, jajaja.

      Un saludo.

      Eliminar