domingo, 4 de agosto de 2019

SIERRA DE LA TRAMUNTANA IV (CIRCULAR AL TOSSAL VERDS)


Vamos con la 2ª ruta en la alta montaña mallorquina. Desechada la idea de subir a la cima más alta, el Puig Maior (1415 m.) por varias razones, entre las cuales está que su cima es una buena colección de hierros varios al ser aquello una base militar por lo que hicieron una carretera pegándole mordiscos a la montaña para poder llegar a ella. Otra asunto es que hay que pedir autorización, y tener que  hacer esto para estar entre hierros no es que nos apeteciera mucho.
En su lugar, no muy lejos, teníamos el Puig Masanella, 2ª altura de las Baleares con sus 1358 metros y con una pinta estupenda. Al final no la pudimos hacer porque cuando nos presentamos donde comienza la ruta, vimos que una poderosa niebla ocultaba gran parte de esta montaña, por lo que decidimos subir en los días siguientes que daban menos nubosidad. Luego circunstancias sobrevenidas hicieron que no pudiéramos realizar esta ruta, dejándolo en el tintero de las rutas pendientes para otra ocasión en la que volveremos a la Tramontana.




Total que nos encontramos sin plan A, y había que improvisar un plan B.  Por lo pronto nos fuimos a ver el entorno de los dos pantanos de la Tramontana, el Gorg Blau y el de Cuber, y, tirando del libro de rutas y del mapa topográfico, decidí hacer una ruta del libro que iba por un camino ancestral por debajo del Puig Maior. Al cabo de ir andando, nos dimos cuenta que ese camino ancestral estaba cerrado y no pudimos seguir. Cosas de fiarse de un libro de rutas obsoleto, ya que tenía más de 15 años.



Vamos al parking de donde empiezan la ruta al Puig Masanella y demás sitios, comprobando que arboledas más impresionantes hay en esta parte.


No obstante, en esos valles interiores encajonados de la Tramontana hay una frondosidad sorprendente.


Una cosa curiosa de saber: esta sierra fue declarada Patrimonio mundial debido a su paisaje cultural, en la interrelación entre la acción del hombre a lo largo de los siglos y la naturaleza tan abrupta.


Nos dirigimos hacia la puerta de una finca de obligado paso para ir al Masanella por esta parte, y que te cobran 3 euros por atravesarla. No es de agrado pagar por estas cosas, pero bueno, la excursión seguro que bien lo vale.


Pero antes de llegar a la puerta, tenemos esta impresionante vista del Valle de Comafreda, donde llamo a Maru y le digo que esa peña rocosa de en medio es  Es Frontó del Puig Masanella.


Mirando el valle de la derecha, el de Coma, vemos que allí arriba debería verse la parte alta de la cima del Puig Masanella y está completamente cubierto de niebla. Se lo comentamos al Guarda de la finca, y nos da la razón, diciéndonos que es una tontería subir con esa niebla tan cerrada.

Por lo que active un plan C, Y era hacer una ruta cortita de ida y vuelta, aprovechando un tramo de GR, al lado del embalse de Cuber. Aquello se nos complicó maravillosamente con el resultado de completar otra ruta entera del libro, siendo sendero GR todo el rato, yéndonos a las 6 horas de duración, que pese a haberla comenzado tarde, la acabamos a media tarde con tiempo suficiente. Una de las cosas buenas de las rutas primavero-veraniegas.

Todo ocurrió porque el único tramo que pensábamos hacer de esa ruta que va por el valle donde está el pantano de Cuber nos resultó tan insulso, yendo todo el rato al lado de una fea y enorme canalización de agua y hormigón , y unos altos carrizos al otro lado que nos impedían tener vistas del Puig Maior y del pantano, que decidimos no volver por no hacer esos 3 km y hacer la ruta entera que da la vuelta al macizo donde está el Puig del Tossal Verds.


Comenzamos el plan C, al lado de este canal que lleva el agua de los pantanos a una gran depuradora que es la que surtirá de agua potable a parte de la población de Mallorca.


                            Tenemos vistas chulas del Pantano de Gorg Blau al fondo.


                    Pero tengo que ir apartando carrizos para poder tener buenas vistas.


                                                 Que bonito el pantano de Gorg Blau


Y al otro lado tenemos en primer plano el Puig de Ses Vinyes (1108 m.) con su alargada cresta, y detrás......


                                         El Puig Maior entre jirones de niebla cambiante.


Cuando se retira la vegetación y vamos por esta verde ladera, es cuando más me gusta el tramo del canal.


                  Teniendo nítidas vistas del Gorg Blau encajado entre sierras de caliza.


Aquí ya hemos decidido que vamos a hacer la circular del GR entera y abandonamos el canal.


                                        Entrando gustosamente de lleno en el encinar.

Hay que recordar que el día había empezado con la niebla jorobándonos la ascensión al Puig Masanella, por lo que teníamos muchas ganas de coger una buena ruta, y voto a bríos! Que al final la conseguimos con esta circular a este macizo que llega hasta el Refugio de Tossal Verds y luego vuelve por el espectacular barranco que crea el Torrent d´Anmedrá. Hay una variante para subir al Puig del Tossal Verds (1120 metros) pero siendo las horas que eran, el calor de la tarde y el tiempo que tardamos en completar la circular, fue muy acertado no subir.

No obstante, a esas cinco horas de ruta, súmale un buen desnivel positivo y negativo en una ruta de sube y baja continuo con sendas muy pedregosas en la que el calor de final de la tarde nos la hizo más durilla pero si es cierto que acabamos con una gran satisfacción ante lo chula que fue, además con el añadido que ese día lo habíamos llegado a dar por perdido, senderistamente hablando. El premio final antes de los deseados tercios fue unas vistas sublimes de la alta montaña mallorquina con todo el valle de los pantanos, entre el Puig Maior y el Puig Masanella.



Aquí está el desvío para subir al Puig de Tossal Verds. Nosotros seguiremos hacia el Refugio.


         Estamos en lo que se conoce como el Prat de Cuber, sitio húmedo donde los haya.


                                         Lugar donde viene a nacer el Torrent des Prat.


Aunque el agua parece que se lanza por el barranco del Torrent, como buena sierra isleña donde el agua de montaña es muy preciada, veremos que pronto se la llevaran por canalizaciones para ser aprovechadas por los pueblos.


                       Nuestro camino va por el barranco pero por el lateral derecho.


                              Caminos empedrados maravillosos estos de la Tramontana.


Llegamos a un punto donde se aprecian una hermosura de frondoso encinares entre las canales de los espinazos rocosos.


Y si nos fijamos bien, vemos ese acueducto canal que llevaba el agua del Prat de Cuber hacia los pueblos de fuera de la Sierra de la Tramontana, al sur de la misma.


                                                      ¡¡Esto si que es un buen selfie!!


     También esto si que es un canal ancestral y aéreo, y no el cacho hormigón del principio de ruta.


                       El camino sigue bordeando el macizo sin perder ni ganar altura.


            Pasamos por delante de ese estrecho que es por donde se va el Torrent de Prat.


Si miramos más allá, donde ya acaba la Tramuntana, veremos el pueblo de Selva, uno de los muchos pueblos del sur de la isla que recibían mediante estos canales las aguas de la sierra.


Seguimos bordeando el macizo, mientras dejamos a un lado el estrecho del Torrent de Prat.


Llegaremos a ese collado debajo de esa piedra rectangular para empezar a descender por este valle aterrazado, haciéndolo ahora por este lado del valle.


No sin antes, echar la vista atrás y ver de donde venimos. Pero, ¿Qué es lo que se ve detrás?


El Puig Masanella, que varias horas después de haber estado a sus pies a primera hora, seguía con niebla en su cima, no tanta como por la mañana pero si suficiente para no ver nada desde su cima.


             La vista en la nueva dirección nos revela otro horizonte de montañas muy rico.


No obstante, ahí tienen en primer plano el barranco por el que nos tendremos que meter para seguir con la circular, y al fondo sobresale la pirámide del Puig de L´Ofre, que vimos en otra entrada anterior.


Comenzamos nuestro largo descenso para entrar por el Barranco del Torrent d´Anmedrà.


Al girar a la izquierda, se nos abre otra nueva vista. No debemos andar lejos del Refugio de Tossal Verds.


           En esta nueva vista sobresale maravillosamente esa montaña muela de la izquierda.


                 Sin apenas darnos cuenta, nos aparece el bonito sitio donde está el Refugio.



A este refugio se puede llegar en coche, pero es un larga pista forestal cuesta arriba, tortuosa en muchos tramos y con unas cuantas lazadas para mitigar la pendiente.



Los que me conocéis, ya os podréis imaginar que mi atención se ha ido completamente a esa bella montaña. ¿Pero por donde demonios se podrá subir?


                                   El bonito refugio aprovecha unas casas del siglo XIX.


No me espero a que los 4 grados y pico de la cerveza me hagan efecto, y ya se nota lo contento que estoy.


Maru sabiendo que aún nos quedaba la vuelta y sobre todo, buenas cuestas, fue muy prudente y se la tomo Free. Yo, como no soy libre, sino un esclavo de este líquido, me la acabé en dos tragos.

                 Debemos dejar el refugio y la hipnotizante presencia de la Muelamontaña.



Salvamos un cresta rocosa y ahora debemos bajar al fondo de esta rambla.  A la izquierda se ve por donde continua nuestra senda.


         Bajamos al fondo de esa rambla y al echar la vista atrás, vemos ese paso por la cresta.


Ya estamos cerca de enfilar nuestro barranco, y en esta foto podemos ver la tónica habitual de la senda GR en este tramo: bajar bastante y luego subir, como si de una montaña rusa se tratara.


Tramo de la senda, donde vemos que el final del cauce del barranco queda muy abajo todavía.
Si nos fijamos con detalle, en el otro lado vemos otro canal de piedra que bajaría el agua por este barranco hacia los pueblos de abajo, ya fuera de la Tramuntana.


        Ya estamos dentro del barranco y al echar la vista atrás se ve este skyline tan chulo.


La senda es todo un espectáculo, y el calor que hace a estas horas dentro del barranco me está haciendo sudar la cervecilla.


Mas adelante vemos que el barranco se cierra bastante y la senda va por la derecha y el canal por la izquierda, horadando unos túneles.



Otro vistazo atrás: la Muelamontaña realmente es el Puig de S´Alcadena (815 metros), solo accesible por un punto al otro lado, donde han colocado unas cadenas.


                        Toca bajar ahora bastante, mientras al otro lado vemos parte del canal.


A la derecha tienen a Maru a punto de afrontar un paso de cadenas, de las que no sabíamos nada, y mejor así.
                          Es que Maru no es muy amiga de cadenas y pasos aéreos.


                                       Pero estas no eran difíciles, y las pasó sin problemas.


Ya hemos pasado la zona estrecha y el barranco se abre con unas bonitas pedreras. Al fondo a la derecha es por donde tendremos que subir ahora.


Delante nuestro tenemos esa cabecera del barranco, en lo que se conoce como el Pla de S´Aigua. Por la grieta del medio vendría el barranco que viene a ser nacer en el Pantano de Cuber.




                   Y vistazo hacia atrás, donde la muelamontaña se resiste a desaparecer.


                                        Las pedreras son de un tamaño nada desdeñable.


Tras un rato de subir, por fin tenemos al fondo nuestro objetivo para poder salir por completo del barranco.


No obstante, desde debajo de las cadenas, casi en el cauce del barranco hasta el collado ese de allí arriba, tenemos unos 370 metros de desnivel, que con los calores del final de la tarde, nos hizo clavar bien las botas y pensar ávidamente en las cervezas del final.


                              ¡¡Un momento!! ¿Alguien sabe qué es lo que señala Maru?


Zoom al canto: en efecto, la bola de la instalación militar que corona la mayor altura de las Islas Baleares, el Puig Maior.


La subida nos la mitigaba y amenizaba este paisaje tan de alta montaña que no esperábamos encontrar en Mallorca.


A nuestra derecha el Puig de Sa Font y sus Tossals nos podían recordar a montañas pirenaicas en agosto o septiembre.


                            Los últimos metros antes de llegar al Coll de Sa Coma des Ases.


 Ole ole ole, el Puig de S´Alcadena se resiste a abandonarnos, mostrándose a todo esplendor.






   Y por fin llegamos al collado, y echamos un vistazo atrás para ver de donde venimos. Solo quedaría bajar por las laderas del valle del pantano de Cuber y llegar al coche.


                 Pero antes de eso, al otro lado, nos espera un festín visual de categoría.


Chulísimo el valle donde se ve el pantano de Gorg Blau y el Puig de Ses Vinyes a la izquierda.


Estamos casi encima del Pantano de Cuber, y allí abajo, al borde del mismo tenemos el coche.
           Maru me viene de perlas para calibrar estos paisajes de montaña tan grandiosos.



   No nos olvidemos, que enfrente nuestro tenemos la mole rocosa del Puig Maior y su cara este.





Y me despido con esta vista tan sublime, que nos va apareciendo según vamos bajando al coche.


      No tengo fotos de las birras de fin de ruta, pero os podéis imaginar que fue algo así.....jejeje.



Hasta la próxima!!

8 comentarios:

  1. Hola Toni,

    Que no se puede hacer el plan A, pues improvisamos un B, y si tampoco se puede, pues un C, D, E... lo que haga falta, el caso es aprovechar el día y disfrutar de la montaña.

    Me ha gustado mucho este GR tan bien cuidado con esos caminos empedrados y esas canalizaciones ancestrales tan bien construidas y mimetizadas con el entorno.

    La Serra de Tramontana es impresionante, no creo que tarde mucho en buscarme un vuelo y acercarme un fin de semana, que teniéndolo a escasos 30 minutos de vuelo de Barcelona veo que merece mucho la pena.

    Que pintaza tiene ese Puig de S´Alcadena, y encima por lo que cuentas el acceso es cañero, habrá que apuntárselo, pero la pregunta del millón, ¿seguro que no lo subiste días después?

    La foto final no hace justicia con lo que seguramente pasó, tu no desaprovecharías esa cerveza tirándotela por encima, eso sí, que te bebieras tal cantidad y de 3-4 tragos si que me lo creo más... jejeje

    Salud, caminos ancestrales y birra a raudales!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola David.

    Lo de los planes C, D, E nos ha pasado a todo, pero si es cierto que hay que estar ágil y presto mentalmente para hacerlo, elegir bien y un poquito de suerte.

    Maru y yo volveremos y no tardaremos mucho, ya que la mezcla de relax con baños en el mar y montaña de todos los niveles de dureza en la mismas vacaciones que ofrece Mallorca nos ha gustado mucho. Allí te lo puedes montar del plan que quieras.
    En cierto modo, los Pirineos por ejemplo, siempre son más cañeros, que también nos encanta las vacaciones allí haciendo alguna travesía o rutas tan chulas como las que hacemos con Dani y Eva por ejemplo, pero en las de Mallorca aprovechamos para tomarnos días de playa/cala o como lo de Cabrera y las cuevas del Drach.

    Además, como tú dices, Mallorca esta al lado. Nosotros Cuenca - Valencia es un paseo que hacemos muchas veces al tener casa allí (1 hora y 40 m), luego el aeropueto de Manises es muy cómodo y fácil (nada parecido al monstruo de Barajas), y para terminar el viaje de Valencia tarda 35 minutos.
    Por lo que volveremos, ya que se nos han quedado cosas como el Puig Masanella y más cositas, y puede que también caiga ese Puig de S´Alcadena.

    Ah, que se me olvida, no vayas en Julio/agosto o septiembre, ya no solo por el calor con humedad, sino por las hordas de turistas (sobre todo de fuera)

    Salud y planes ABCDEFGHIJKMLOPQRSTUVXYZ.

    ResponderEliminar
  3. Estoy muy contento de que te hayas venido a mi isla a realizar y comentar tus famosas excursiones. Disfruta de la Serra de Tramuntana. Tiene un encanto especial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola FPozuelo.

      Gracias por tus palabras. Todo un descubrimiento la Tramuntana para nosotros.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Hola Toni.

    A la pava esa de la última foto habría que ponerle una multa...desperdiciar así semejante jarra de cerveza!!! jajaja.

    Los que no desperdiciasteis la jornada fuisteis vosotros, pues para ser un plan C, esta ruta fue tan digna o incuso más que el plan A. Qué pasada de sendero, salpicado de rincones preciosos, que uno nunca asociaría a Mallorca, y que demuestran lo sorprendente que es esta Serra de Tramuntana. Decir que es a partir del refugio cuando la ruta me ha gustado más, con esa trazada del sendero por el barranco, o ese escabroso paso de cadenas que Maru superó como una campeona. Impresionantes también las vistas durante algunas secciones de la ruta. La del Puig Maior mola, pero me ha impactado más la silueta de ese Puig de S'Alcadena

    No descartamos, si en un futuro hacemos unos ahorrillos, poner rumbo a Mallorca.

    Por cierto, menos mal que no hicisteis la ruta en sentido contrario, pues con la cerveza en el refugio, y luego esos helechos, te hubiesen visitado los fantasmas de Belagua jijiji.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.

      Si le patrocina la cerveza Erdlinger (a todo esto no la he probado y la veo anunciada por ahí, la verdad que es cara) entiendo que derroche pero vamos que yo relamería todo y no dejaría ni una gota..

      Nos quedamos con las ganas de subir al Masanella principalmente pero bueno, esta fue un buen sustitutivo viendo como marchaba el día.

      birra + helechos= fantasma de Belagua...jajaja mira que eres experto en meterme miedo en el cuerpo (y risa) ;-)

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Toni,

    Se me había pasado está entrada de Mallorca! Viendo la foto de los hierros, desde luego fue un acierto no subir al Puig Major, que sea el techo de la isla, no dejan de ser números, que no aportan nada a la mayoría.

    En cambio la que si que tiene una pintaza estupenda, es el Puig de Ses Vinyes, que con el embalse a sus pies, crea una postal de lujo.

    Como bien dices a todos nos pasa de vez en cuando, que vamos con una idea y se acaba fastidiando. Pero bueno, con calma, siempre acaba saliendo otro plan, peor, mejor o igual, la suerte cuenta, sobre todo en zonas que no se conocen.

    Salvo ese primer tramo junto a la acequia, que era bastante feo, el resto del recorrido me ha gustado mucho, empezando por ese tramo inicial de bosque, con unas encinas de buen porte y pasando por esos caminos ancestrales (hay que ver como se lo curraban antes) y las obras de ingeniería.

    Creo que no has aportado los datos del recorrido, pero se ve durillo por el terreno, sobre todo a partir del refugio, con esos continuos toboganes y lo áspero que es el terreno, sumado a la temperatura (calor + humedad), casi da miedo caminar a ciertas horas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      Se nos quedan muchas cosas chulas en el tintero como ese Puig de Ses Vinyes por ejemplo.

      La ruta saldría unos 16 km, y como bien dices lo duro fue del refugio al coche, pues esa vertiente y dentro del barranco a esas horas de la tarde, era mucho más calurosa. A eso lo sumamos el desnivel y esos toboganes pedregosos. Pero nos gustó mucho. La primera parte mejor ya que estábamos más frescos, y más sombra.

      Un saludo.

      Eliminar