domingo, 17 de mayo de 2020

LOS LACS D´AYOUS (PIRINEOS FRANCESES) Y EL PUEBLO OSCENSE DE LANUZA


En esta tercera ruta en el Valle de Tena aragonés, vamos a saltar la frontera o la muga, como dirían los vascos, para pisar Francia. Siempre está bien decir que en estas vacaciones has pisado Francia, dándotelas de viajado, de ser  un vermundos (me la acabo de inventar) y en los Pirineos es muy fácil hacerlo.

Francamente las montañas y sierras no entienden de fronteras y solo te darás cuenta que estas en otro país cuando te cruces con gente y cuando oigas el bon jour bon jua bon mua. Dani había pensado que hiciéramos esta ruta, que Eva y él tampoco conocían y que es célebre en el mundillo excursionista, y era ir a conocer los Lacs d´Ayous.

Una ruta fácil, señalizada, de 16 km y 750 metros de desnivel. Ideal para relajar un poco después de la gran ruta del día anterior cuando subimos al Anayet.  Yo iba con muchas ganas porque me considero un lagófilo o ibonófilo o estanynofilo (toma ya, tres palabras inventadas hasta en catalán), y en estos entornos lacustres de alta montaña disfruto mucho.



Comenzamos llegando con la furgo de Dani al Lac de Bious-Artigues, que realmente en un precioso embalse. Allí hay unos chiringuitos y vemos una empresa que hace piragua por el embalse, llamándonos la atención esta actividad por si la hacemos a la vuelta. Aunque veremos que la vuelta fue distinta a lo que habíamos planeado, y el día allí no dio para más. 

Al poco de bajar de la furgo, esta es la estampa que tenemos del Lac de Bious-Artigues.

Eva propuso al terminar la ruta relajarnos con un paseo en esas piraguas, y nos pareció un plan muy apetecible.

Seguimos avanzando, viendo una de las cabañas de nuestros sueños, y detrás el Pic les Tours.

Ah! os vuelvo a presentar al rey de la zona, el Midi d´Ossau. Si el día anterior habíamos visto su cara sur, hoy su cara norte será omnipresente.

Pero a ras de suelo tenemos este paisaje made in Pirineos totalmente subyugador.

     Nuestro amigo y guía Dani también es encantador de babosas.

   Entre los cerrados abetales, vemos discurrir un cantarín arroyo.

   El sol aprieta un poquito y estos tramos siempre son agradecidos.

El cantarín arroyo de antes es el Gave de Boius, y se va a unir durante un rato a nuestro grupo.



Es mirar al par de dos y me entra la risa. ¡Cuanto nos divertimos en el monte, señores!


Tras una buena cuesta llegamos a este cruce de senderos,indicándonos que nos quedan 3,5 km hacia el Refuge d´Ayous.

Hemos llegado al Pont de Bious, y ahora la ruta es circular: iremos por el camino de la derecha y volveremos por el fondo del valle.

Ahora tenemos una exquisitez de bosque cuesta arriba, siguiendo protegidos del sol.

A la derecha, el abeto, el único capaz de discutirle por el suelo al excluyente arbol de la izquierda, el Haya.

Hemos salido a un claro y echar la vista atrás, vemos a Maru y Eva, y detras la brutal silueta del Midi.


Eva nos inmortaliza con su silueta. La meteo parece que nos está respetando...ejem ejem......



El encantador de babosas también es mimetizador de árboles para pegar sustacos.

Dejamos definitivamente el hayedo atrás, mientras avanzamos por una cómoda senda.

Vamos dejando abajo el valle y subiendo gradualmente en pos de los lagos.


La vista se nos va a todos los sitios, como ese pico en corte tremendo.

      Hasta que llegamos al 1º de los lacs, el Lac Roumassot.

Estos lagos están en diferente pisos, y allí vemos por donde viene el arroyo del lago de más arriba que desagua en este lac Roumassot.

   Vamos a subir un poco por la senda que va esta parte derecha.....

Para tener esta hermosa vista del Lac Roumassot, y el arroyo echando sus aguas al lago. ¿No ven nada curioso en la foto?

Voy a acercar el zoom. ¿Lo veis ya? En efecto, este lago esta cerrado por completo, su cubeta no tiene salidas y no desagua hacia ningún sitio.


Vamos a explicar esto un poco. Está claro que si el agua recibe un caudal constante de agua, más en los inviernos, menos en los veranos; esta tiene que salir por algún sitio. Se puede pensar que estamos ante una laguna endorreica que evacua el agua solo por evaporación, pero yo pensaba que tenía que infiltrarse el agua principalmente, pensando que saliera copiosamente por unos manantiales abajo en el valle, y tras investigar un poco por páginas francesas, compruebo una cosa curiosa, y es que este lago tiene una profundidad de 16 metros y que el agua se va por una sima en el fondo, que tira en dirección hacia el valle por donde va el Gave de Bious. 

Ha sido explorado por gente de espeleobuceo, encontrándose salas subterráneas de gran belleza, aunque también encontraron depósitos de basura de la gente que ensuciaba los lacs. Parte de ese caudal parece que sale por algunos manantiales afluentes del principal el Gave de Bious, y el resto del agua no se sabe con certeza.

 Aunque parezca que he colocado a mis compis estratégicamente, esta fotaza salió así.

           ¡¡Uuuuffss!!, Lac Roumassot y el Midi d´Ossau.

      Que maravilla ver como se lanza el arroyo hacia abajo.


El sol ya nos deja ver la cara norte del Midi de manera más clara y espectacular.

Os remito a la tremenda entrada del blog de Dani cuando subió allí arriba. Ver Aquí

                           Llegamos al siguiente lago, el pequeño Lac du Miey.

También vemos el arroyo que viene del otro lago que esta en esa parte superior.

Llegamos al tercer lago, donde ahí podemos ver como su cubeta desagua de forma natural.

Hemos llegado al tercer lago, el Lac Gentau, el más grande de estos tres. ¿Y aquella casa?

El precioso Refuge d´Ayous, o lo que es lo mismo, una santa jarra de cervecita francesa, con un buen almuerzo.

Levantarse en el refugio y bajarse a estos prados lacustres a ver amanecer no es el mal plan.

                  La lamina de agua con el Midi.

El Refugio está a 1980 metros de altitud, con capacidad para 47 personas. Muy frecuentado por familias francesas, pues aunque haya que llegar andando, el acceso es fácil y cómodo.

       La estampa más famosa desde el refugio es muy potente.

      Entramos dentro, ya que el aire es un poco desapacible.

      Las mesas del refugio están forradas de mapas de la zona.


¡Estamos en Francia! pues unos ricos crepes de almuerzo a la salud del Midi. Foto by Dani.


Algunos de mis lectores se dirán que estos almuerzos cuando aún nos queda más de la mitad de la ruta no suele ser normal en nosotros. Pero aquí tengo que mentar algo que hasta ahora no he dicho nada, y es que la meteo fue empeorando desde las primeras fotos esas donde nos protegíamos del sol debajo de los hayedos. Era algo que sabíamos que podía ocurrir viendo el tiempo el día anterior.

Las tormentas de verano en los pirineos pueden ser muy molestas, incluso peligrosas por lo virulentas que se pueden volver. En el mejor de los casos no nos apetecía nada estar andando bajo la lluvia, por lo que decidimos volver por el mismo camino, e hicimos bien, ya que la primera mitad de la vuelta la hicimos bajo una incómoda y pertinaz lluvia que nos calaba por completo.

Fue una pena por que la ruta se nos quedó a la mitad, y más todavía con el buen aspecto que tenía todo el tramo que nos faltaba, que era ver otros lagos, bordeando el circo montañoso que cierra el valle, para volver por el fondo del valle del Gave de Bious. En la montaña la meteo manda, y eso, aunque estés de vacaciones, hay que que tenerlo en cuenta, por lo que siempre estarán los planes B y C.



    Miren que negro se puso el día en cuanto salimos del refugio.


Por la tarde, más alejado de la alta montaña, aprovechamos el tiempo  para hacer turismo y nos tomamos las cervezas (las ponían con una rodajas de limón) en el pueblo de Laruns, con su monumento homenaje al Tour de Francia.


Y después de esta ruta por Francia,volvemos a España y os voy a enseñar el bello pueblo de Lanuza, puesto a pie del embalse homónimo, a poca distancia del pueblo de Escarrilla, donde teníamos el apartamento.



          Ya estamos callejeando por las calles de Lanuza.


  Pueblo de aspecto bucólico, donde al fondo se ve parte del embalse.


Curiosa la historia de Lanuza. Pueblo medieval ubicado en una ladera del valle del río Gállego. Con la creación del embalse en 1976, se despobló, y años después, los antiguos moradores y descendientes volvieron a recuperar las propiedades no sumergidas, y a revitalizar el pueblo.


Actualmente es un de los preciosos marcos donde se celebra el célebre Festival Pirineos Sur.


Lanuza está a bastante altitud, 1284 metros, y los montes pegados al pueblo marcan más de 2500 metros.


          Miremos al embalse en dirección a la presa.


Y en la otra dirección donde está el pueblo de Sallent de Gállego y encima suyo la Peña Forarata.


Saltemos al otro lado del embalse para ver la Forarata a la izquierda, pero ¿veis el pueblo de Lanuza?


       Allí lo tienen, uno de los pueblos más bonitos de España.


Esto ha sido todo, amigos. Dan ganas de subirse a los Pirineos cagando leches, ¡eh! 
Nos queda la ultima ruta por el fascinante Valle de Tena, donde Dani y Eva nos presentarán desde abajo la imponente Sierra de la Partacua, con la Peña Telera a la cabeza.

¡Hasta la próxima!

8 comentarios:

  1. Hola Toni.

    Me encanta está zona de los lacs d'Ayous, además siendo que aparcasteis en la presa, supongo que habría poca gente, bien porque fuisteis entre semana o porque la gente se esperaba día malo y busco otras opciones :).

    Está circular, es de esos recorridos, que te gustan de principio a fin, con unos paisajes extraordinarios y el Midí d'Ossau, siempre vigilante, aunque al comienzo de la mañana tenga el sol encima y fastidie las fotografías.

    El hayedo, es espectacular, hace poco encontré otro sendero que hay cruzando la presa de Bious-Artigues, que conecta cerca del Lac Roumassot, que si que sabía que no desagua pero no me dio en su día, por donde se iría el agua y me parece un buen aporte el que haces en la entrada, son datos que a mi me gustan mucho, porque siempre se aprende algo nuevo.

    La foto de la cascada con los tres, lo primero que he pensado al verla, es que estaba preparada, jajaja y el refugio es una cucada, menuda ubicación más privilegiada, yo quiero para mi una casita así, por esa postal que sale desde su terraza, ya merece la pena ir hasta allí, aunque luego el tiempo te la juegue y te fastidie la circular, pero son cosas que ocurren y en esa zona, para lo bueno y para lo malo, es algo habitual, sino llueve se meten las nubes, por eso no voy tanto como quisiera.

    Este verano me gustaría ir hasta el refugio con la familia, pero me da que va a ser complicado pasar la frontera. El pueblo de Lanuza es una chulada, como está rehabilitado no hace muchos años, ha quedado precioso y encima en un entorno de diez, una maravilla!

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      Pues si, se junto las dos condiciones, era entre semana y la meteo avisaban que venía inestable, aunque al principio nos hizo calor, incluso bochorno.

      Siempre me ha gustado sacar a colación otros aspectos de las rutas menos normales o famosos, como pueden ser aportes de hidrología, geología o botánica.

      La foto te aseguro que salio así, Maru siempre va la primera tirando y luego Dani se par a hacer fotos, dando la casualidad que Eva hacía lo mismo a una distancia parecida a la de Maru y Dani. Esta es la mía, me dije.

      De país veo complicado que podamos pasar este verano. Espera que no se tuerzan las cosas y apenas podamos salir de la provincia o comunidad autónoma, en este caso tú tendrías los Pirineos accesibles. Nosotros ya hemos tenido que abortar unos días que teníamos en la Sierra de Segura y Cazorla, y tenemos otros días en los Picos de Europa este verano..... a ver si podemos.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Hola Toni,

    Que maravilla de ruta, y eso que no la pudisteis hacer entera, miedo me da de las maravillas que nos habríais mostrado de no llover, pero tal y como dices, en la montaña manda ella y hemos de saber adaptarnos a sus cambios.

    Seguro que entraron genial esas creppes con vistas al Midi, no veas la envidia que me has dado, y eso que no has mostrado las birras que seguro que os tomasteis... jejeje

    Que preciosidad el pueblo de Lanuza, además de bonito está en un enclave privilegiado, quien tuviera una casita allí para pasar las vacaciones...

    Salud y entornos privilegiados!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David.

      Me suele pasar bastante, que con cuando anulas una ruta o un tramo de ruta por fuerza mayor (tormentas en este caso) luego en casa fantaseas como sería lo que te faltaba por ver, y cuando me pasa esto en casa, suelo volver y acabar lo empezado. En los piris al tenerlos más lejos cuesta más.

      Hay una foto de dos latas rojas que aunque parezca coca colas no lo eran, eran birras gabachas que estaban ricas.

      Un casa en Lanuza!! jajaja que no nos quiten la ilusión.

      Salud y empadronamientos en Lanuza.

      Eliminar
  3. Hola Toni.

    Pues digo yo que habrá que volver en un futuro, a completar la ruta, y si se tercia a dar ese paseo en piragua por el lago.
    La verdad es que esta ruta tiene muy buena fama y la tiene muy bien ganada, lo pudimos comprobar y solo haciendo la mitad. Desde ese paseo inicial junto al lago primero y junto al río después y remontando luego ese hayedo que nos sacó a esa zona más abierta donde las vistas fueron brutales, sobre todo por la descomunal presencia del "jefe", llegando al súmmum de la excelencia al llegar a la zona de los lagos y a la privilegiada ubicación del refugio, al que entramos solo con idea de tomar unas birras, pero viendo esos crepes en la carta, a ver quien era el guapo que se resistía, ¿verdad?. Recuerdo que me tuvisteis que arrancar de allí, si no me hubiese tirado toda la tarde ojeando los libros de esa pequeña biblioteca. Después todo un acierto volver por donde habíamos venido, pues de haber continuado con la circular no hubiésemos encontrado bosque protector, y habríamos estado expuesto a los posibles relámpagos.
    Recuerdo el susto que le di a Eva cuando me escondí en ese haya, y la foto del par de dos (me encanta!!!) refleja a la perfección lo bien que lo pasamos cuando nos juntamos, creo que con las fotos que tenemos tu y yo haciendo el tonto ya tendríamos como para publicar una entrada jajaja. Aunque para susto el que me dio ese perrazo que me atacó en la oficina de turismo de Laruns, y la dueña aún me reprochaba como si hubiese tenido yo la culpa, sin duda de Laruns me quedo con las curiosas birras que nos tomamos en el bar de Antxon y el ambiente Tour de France del pueblo.
    Gran aporte a la crónica el apunte sobre como desagua el lago, y el complemento final reseñando la visita a Lanuza me parece perfecto, pues la postal del pueblo con el embalse y la Foratata es la imagen más emblemática del Valle de Tena.

    Or bua, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.

      Pues sería una gran idea, hacer la ruta por el fondo del Gave de Bious, viendo lo que nos faltó y luego volver por alguna senda que fuera por el otro lado del valle y al final esas piraguas.

      No me acordaba de la libería, es verdad! Recuerdo que Maru y yo pedimos unos crepes de una palabara francesa que creíamos que era jamón y luego era otra cosa que no tenía que ver nada, jajaja pero estaban ricos.

      Lo de la entrada con fotos cachondas lleva camino porque ojo tenemos una buena colección. Lo de perro fue en un museo, me acuerdo. Lo de las cervezas con rodajas de limón dentro me llamó la atención tanto que me acuerdo perfectamente.

      Mor mua, otro abrazo.

      Eliminar
  4. Qué bien me sientan reportajes como éste porque mucho me temo que este año antes pasaremos la mano por la pared que no los pies por Pirineos.
    Un clásico de la zona bien reflejado en tus fotos y que a pesar de verse acortado nos enseña la belleza de estos ibones (curiosa la anécdota del Lac Roumassot), las sendas para llegar a ellos, los mágicos hayedos que atraviesan, la siempre imponente presencia del Midi, esos refugios en parajes idílicos, los bellos pueblos pirenaicos. En fin, todo de todo. Una pena la tormenta que os obligó al plan B pero la naturaleza y sus condiciones mandan.
    Sabía de vuestra afición por el zumo de cebada pero caer en la tentación de unos crêpes ... jejeje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paco.

      Pues me temo que puedas tener razón. Si no se torciera nada a lo mejor este verano podríamos salir de la provincia y comunidad autónoma, pero viendo como actua una parte de la población tengo dudas.

      Si es que como vimos que la posibilidad de terminar la excursión allí tomaba cuerpo, que cuando decidimos volvernos, nos relajamos en el refugio y qué mejor que haciéndolo probando la gastronomía refugiera francesa.

      Un abrazo.

      Eliminar