domingo, 13 de junio de 2021

LA FAJA ROCOSA DE LA VEGA DE CAÑIZARES

 

Llevaba mucho tiempo con una ruta senderista en mi cabeza. Miraba información sobre el terreno donde trascurre y no veía nada. En las fotos aéreas no se apreciaban sendas. Eso, si te gusta el senderismo en la Sierra de Cuenca no viene a ser un problema, pues hubo muchas sendas en el pasado pero todas acabaron engullidas - o llevan camino -  por esos dos caballos desbocados que son la despoblación humana y la hiperpoblación natural. Paciencia y pericia son dos buenas armas para explorar y recorrer antiguas sendas o sencillamente monte a través.

La ruta se localiza en el valle del Arroyo de la Vega que nace en las inmediaciones del pueblo de Cañizares. El valle en todo momento es muy ancho y abierto. Por el medio va la carretera que traes si vienes de Cañamares. Mi interés se focaliza principalmente en los laterales de dicho valle, ya que los mismos son de paredes rocosas de unas cuantas decenas de metros, asunto que ya sabéis que me encanta recorrer. 

La ruta original que ideé es salir de Cañizares, subir al lado derecho (viniendo de Cañamares) y avanzar por los rebordes rocosos de dichas paredes. Luego, cuando se acaba ese lateral, bajar a la carretera, cruzarla y subir al otro lateral para volver a Cañizares. El tránsito por ese lateral es distinto, ya que en este caso iremos por una faja rocosa que se crea entre dos enormes filas de paredes corridas.



Dicho así como lo digo yo, parece fácil, y me respondería a mí mismo que ¡un carajo fácil! Es mucho más complicada de lo que explico. Habría que echarle muchas horas, y tampoco es mi intención rutas super largas y arduas. ¿Entonces qué? Pues que la partí en dos rutas distintas.

La que vamos a ver aquí es la más espectacular, la del lado de la izquierda viniendo de Cañamares, la cual gasta la peculiaridad de ser una doble pared a distinta altura, con lo que habría una ancha faja entre las dos paredes. 

Recuerdo que al principio pensé que por la cercanía del pueblo debiera haber una senda limpia para transitar por esa faja. En el mapa y en internet no conseguía ver nada de senda, camino o cualquier otro paso por ella.

Con todo, un domingo nos fuimos Maru y yo a recorrerla, saliendo desde el pueblo. Ya desde el principio, y al acometer la subida para enfilar la faja, comprobamos que el terreno estaba muy enfoscado principalmente de romeros tan tupidos que era muy arduo avanzar.


                            Detrás del frontón del pueblo saldremos subiendo por la ladera.

                     Con un poco de altura, nos va asomando el pueblo de Cañizares.

                              Ya asoma al fondo la repisa por la que terminaremos yendo.

Nosotros debemos seguir subiendo, siguiendo el rastro de una senda, que por ahora no está mal del todo.

De todas formas, nada imposible para el matrimonio Diaz Virtudes, que poniendo el modo trochemoche, paulatinamente fuimos avanzando. Al poco nos topamos con restos de viejas caleras que me rearfimaban en mi idea que debiera haber una senda nítida para ir por allí, pero según avanzábamos metros la vegetación de matorral bajo era más densa y esa presunta senda estaba prácticamente desparecida, tal y como había visto la noche de antes en las fotos aéreas.

Ahí fue cuando le propuse a Maru olvidarnos de sendas y caminos y avanzar por los mismos bordes rocosos, donde, además, la espectacularidad iría en aumento ya que andar con un precipicio de unas decenas de metros debajo nuestro y el vuelo de los amigos buitres por los alrededores sería algo embrujador que hizo que se nos quedara muy buen regusto con esta novedosa ruta.


                     La senda llega a unas caleras de que las que cada vez queda menos.

               A partir de ahí, desaparecen las senda y hay que ir por donde vaya mejor.

                                             Las vistas de Cañizares se muestran bonitas. 

  Abajo se ve un fraile que siempre que paso con el coche está lleno de buitres. ¿Dónde estarán?

Por aquí es cuando le digo a Maru que lo mejor es perder unos metros altitud e ir por encima de las repisas rocosas.

                  Hacia arriba se ve algún empinado pasillo para ponerse en la parte alta.

         Iremos alternando vistas hacia delante o hacia atrás, como esta donde se ve......

                                                         El fraile o gendarme de los buitres.

                                                Intento sacar alguna foto distinta.

                           Pero vamos hacia delante que me espera mi montañera favorita.

          Nunca sin olvidar las vistas a Cañizares que hoy es el protagonista indiscutible.

   El avance por las repisas muchas veces requiere de entrar en la ladera para poder avanzar.

         Los vistazos abajo son siempre espectaculares, donde resalta el otro lado del valle.

                     Con el zoom en el otro lado, se ven frailes y agujas de buen tamaño.

                        Saltemos al otro lado la vez que estuve, esa vez con mi hermano.

Una niebla de mil demonios hizo que no viéramos nada, pero le dio un toque muy irreal a aquello.

Estos tramos de gendarmes rocosos de enorme tamaño, tejos roquedos y la niebla envolvente se nos hicieron mágicos, pese a calarnos de lo lindo.


                                                      Seguimos con nuestro avance.

                                        Nos estamos asomando abajo continuamente.

                                    Se ve el arroyo de la Vega, y las huertas de dicha vega.

                                       Cuanto se agradecen los tramos de repisa llanos.

                          Estoy encantado con las perspectivas que se van viendo del pueblo.

    Maru buscando en el mejor paso, como ven, con cuidado que no estamos lejos de los bordes.

                                     A Maru y a mí nos estaba gustando mucho la ruta.


             Cuando vamos por la mitad hacemos una parada para el picnic de frutos secos.

                  Seguimos avanzando mientras delante se nos presentan sitios curiosos.

                  Como esa cueva oquedad y el espigado gendarme rocoso de la derecha.

Al fondo a la derecha se ve ese pequeño valle perpendicular por donde iba el viejo camino de Cañizares a Fuertescusa.

Barajamos subir a ver la oquedad, pero esa pendiente monte a través se hace poco apetecible.

                   En cambio, seguimos pero ¡alto! los que tenéis vista prodigiosa ¿veis algo?

                                                  Algunos ya habréis visto a qué me refiero.

                Lancé a Maru de avanzadilla para calibrar el tamaño de estas paredes rocosas.

               Un vistazo atrás para ver el valle del Arroyo de la Vega y el pueblo al fondo.

A los que gustamos de fijarnos en la orografía, siempre llama la atención ese rinconazo del otro lado del valle.

               Menudo edredón de pinos oculta por donde va el viejo camino a Fuertecusa.


Cuando llegamos al final de la faja, teníamos tres opciones: una, volver por la misma faja que en ningún momento la contemplé; dos, volver por el fondo del valle por un carril que va paralelo a la carretera; y la tercera, era subir a lo alto y volver por la parte superior dejando la ancha faja debajo nuestro. 

Esta 3ª vía es la que hicimos y, además, nos sirvió para volver a Cañizares por el Barranco del Arroyo del Escalerón, que, como su nombre bien indica, era uno de los pasos de los cañizariegos para subir desde el pueblo a esa parte del monte.

                          Por esta corta canal vi el paso para ponernos en la parte superior.

            Al llegar a la parte alta, nos reciben, como es normal, formas pétreas caprichosas.

             Si miramos para atrás, aparece un nuevo actor, el morro de la Degollá de Priego.

                           Andar por el pinar de la muela sin senda no tiene mucho aliciente.

                           Por lo que intentaremos, siempre que podamos, ir por los bordes.

              Al llevar más altura que el fraile de los buitres, esta vez si los sorprendemos.

                                     Deleitémonos en estas fotos de los amigos Gyp fulvus.

                 No sé que hacía exactamente el de la izquierda, pero llevaba un trajineo.....

            Rara e infrecuente es la excursión que no vea y fotografíe a mis queridos buitres.

Menuda vista se nos presenta de Cañizares. El hecho que la carretera pase por un lateral, hace que mucha gente no lo conozca, y recomiendo parar y con darse un paseo/excursión por sus cerros circundantes, uno se dará cuenta de la belleza del lugar.

Maru y yo hacemos parada para comer con estas vistas, y pensando en el par de tercios fresquitos que nos vamos a tomar en la terraza del bar de Jacinto.

Pero antes, debemos bajar de la muela, y para ello, debemos llegar a la cabecera del Barranco del Escalerón.

                                   Miren el pasillo hecho en la roca por el que bajaremos.

                                                            Foto artística made in Toni.

                       Pasamos por donde hay una fuente, y el arroyo coge algo de agua.

Por este pasillo rocoso llegamos a donde está el frontón del pueblo y, donde horas antes, comenzamos la excursión.

Aunque no fue en esta ocasión, meses antes, en otra ruta por Cañizares, comimos en el bar de Jacinto unas alubias con sepia y una caldereta de sus cabritos para chuparse los dedos.


Bueno, acabo ya con la entrada, que me vengo arriba con la comida.

¡Hasta la próxima!

12 comentarios:

  1. Hola Toni.

    Siempre me ha llamado la atención esos paredones, y ya lo tenía en mente, para hacerlo algún día. Ahora ya se que se puede caminar por allí con la debida precaución, muy buena ruta de esas que nos gustan, buscando pasos y abismos, menudas vistas!!!

    Las judías bien, ya veo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luis.

      Esa faja os está esperando, ya lo sabes. Al no haber arboles, yo la dejaría, como pronto, para este otoño que el sol pierda fuerza, o un día de estos semiprimaverales que aún estamos teniendo.

      Las judias más que bien, y de la caldereta de cabrito....solo decirte que te vería amorrada a ella con los ojos casi fuera de las cuencas, jajaja

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Hola Toni.

    Maravillosas vistas de Cañizares y su vega. Con un poquito de imaginación y ganas salen rutas tan estupendas y resultonas como ésta.
    Ya te contaré más despacio, pues en mi única salida ésta primavera a la sierra, intenté repetir aquella súper-gran travesía de hace 10 años, de la que os hablé cuando hicimos el barranco del Horcajo (palizako de los bestias, en mi línea, je,je), pero no la pude terminar por falta de forma y temperatura un poco alta.

    Un abrazo y buenas marchas serranas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrés.

      Si la verdad que esta ruta es totalmente fruto de mi empeño pues no había escuchado nunca a alguien de comentarla o hacerla, y es otra bonito aliciente para conocer Cañizares, y por supuesto, comer o hidratarte en el pueblo.

      Bueno bueno bueno.....madre mía lo que cuentas. A saber cómo acabaste, jajaja. Se puede decir en este caso, a lo mejor, que hay que ir tomando en cuenta la edad, o no? un titán como tú, con una puesta en marcha física óptima y temperaturas más frescas la habrías acabado. En todo caso, que no ceje tu empeño serrano ;-)

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Toni.

    Que pasada de ruta, con su faja, sus formaciones rocosas, sus buitres y un espléndido día azul para disfrutar a tope de las preciosas vistas que tuvisteis durante todo el trayecto. Y vaya aciertos, primero el ir pegados a los bordes de la faja, lo que os permitió asomaros a cortados tan guapos como en el que mandaste de avanzadilla Maru. Luego la subida por esa canal a la parte superior, con sus aún mejores vistas y el paso por ese ancestral escalerón. Y tercer acierto parar a comer donde Jacinto ;-)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.

      Si muy contento al final con la ruta, al ser completamente fruto de mi invención, como le digo a Andrés. No había oído a nadie hablar de ella, ni internet, fue todo por investigación de mapas y fotos aereas.

      El punto chungo, jajaja que siempre está por ahí, es cuando meses antes fui con mi hermano a investigar y recorrer el otro lado (las fotos con niebla) fue cuando nos perdimos, y el bendito gps del movil nos dijo que ibamos metiéndonos dentro de la muela erroneamente, en vez de ir hacia los bordes rocosos. Ay la nieblecita.......

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Toni.

    Un paisaje serrano 100%. Sin duda, fue un cierto dejar esa vieja senda, para continuar caminando por la faja.

    Me encantan esos puntales, agujas y las oquedades que se forman, ya imaginaba que intentaríais llegar hasta ella, pero la subida era de aúpa ...

    Siempre que veo estos recorridos tuyos, por zonas poco transitadas, en menor o mayor medida, acabas encontrando algún viejo sendero. Yo puedo entender, que mantener las edificaciones como castillos o ermitas, sea muy costoso, pero mantener un sendero, limpiarlo y poner cuatro balizas, más que un gasto es una inversión, ya que generas puestos de trabajo en la zona, fomentas el turismo y a medio o largo plazo, existe la posibilidad de que alguna empresa se instale en la zona, pero bueno ...

    Me han gustado las fotos de los buitres, por más zoom que le he dado, me ha pasado como a ti, que no sé qué narices hacía ese buitre.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      Pues esa es la historia. Ahora mismo salgo al campo con un técnico de senderos que lleva una lucha con ello. Hay algún ayto que otro que si apuesto por recuperar senderos, pero hay muchos otros que no hacen nada. Claro en el pueblo ya no hay bar, incluso ni casas rurales. Pensaran, ¿para qué vamos a invertir en hacer o recuperar senderos?

      Al ser esto tan extenso, te encontraras pueblos como Uña o Tragacete que si existen sendas y senderos cuidados, y otros, victimas de la despoblación total que sus montes, muy chulos por cierto, que son auténticas junglas serranas.

      El ejemplo del pueblo de Uña donde los senderos PR están trayendo mucha gente hace que poco a poco vaya calando la idea de hacer y recuperar senderos para dinamizar y recuperar el pueblo.

      Un saludo.

      Eliminar
  5. Hola Toni, después de una larga temporada en el dique seco por diversos motivos voy a tratar de ponerme al día contigo. Y para retomar el contacto nada mejor que esta estupenda ruta de investigación tan chula que os salió. Buena decisión esa de tomar las repisas rocosas en vez de pringarte con sotobosque de sendas perdidas. Cambias el padecimiento por las vertiginosas vistas. Me chiflan esos frailes y agujas.
    Un abrazo pareja !!!!. Veo que estáis en buena forma !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paco.

      Qué alegría siempre verte y saber de ti. Casualmente, ayer hablé con Dani y comentamos tu vuelta.

      Me alegro que las circunstancias se te arreglen y reconduzcas el tema para saber de ti y tus aventuras montañeras.

      Ando un poco renqueante, pero ya te contaré a ver si este otoño, ya con poco covid, sin calores extremos nos hacemos una o dos rutas conjuntas inter provincias como Dios manda.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola Toni,

    Menudo rutón made in Magia Serrana que os marcasteis.

    Que no hay sendero, no pasa nada, tiramos del trochemoche y vamos a buscar una espectacular faja y recorremos el borde. Que para volver no queremos pasar por el mismo sitio, no hay problema, remontamos hasta la parte alta de la muela por una canal y solucionado, además podemos comer con unas vistas impresionantes de Cañizares.

    El retorno por el barranco del Escalerón todo un acierto, casi tanto como tomaros esos tercios bien fríos en el bar, eso si que es un acierto total!!! jejeje

    Salud y rutas made in Magia Serrana!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David.

      Ya sabes que por aquí somos cabezotas, o cabezorros como me dice Maru, jejeje. Que si no se puede, probamos otra cosa, que si no se puede, ya se podrá.

      El barranco del Escalerón como camino empedrado ancestral todo un acierto, como bien dices, para no llegar al pueblo por el mismo sitio que has salido, que como que me parece muy insulto, y más, tratandose de un pueblo como Cañizares, que tiene vistas chulas desde varios cerros que la rodean.

      Salud y trochemoches.

      Eliminar