domingo, 23 de septiembre de 2018

LA LAGUNA DE TALAYUELAS (DESDE ARRIBA) Y LA OLLA (DESDE DENTRO)


Hace ya bastante tiempo os enseñé la Laguna de Talayuelas -Aquí- y esa peculiar formación geológica conocida como la Olla o la Plaza de Toros. Con la Laguna tenía una espinita clavada, ya que no la había visto bien, pues al ser llana, las fotos se limitaban a esa vista. Al estar rodeada de cerros cubiertos de pinos, seguramente desde lo alto de alguno de ellos si pudiera haber bonitas vistas de la Laguna desde arriba.

No pasó mucho tiempo hasta que mi amigo Bascu me mandó una foto hecha con el móvil desde uno de esos cerros. Rápidamente le pregunté, y me dijo que en uno de ellos hay una caseta de vigilancia forestal, y que a él por motivos laborales le tocaba ir por allí de vez en cuando.

La Laguna de Talayuelas está protegida con la figura de Microrreserva al ser un vergel de gran importancia ecológica y mucha fragilidad. Es un buen ejemplo de Humedal estacional. Es una laguna de agua dulce que es alimentada principalmente por aportaciones de aguas subterráneas y por el agua de lluvia que discurren por los cerros circundantes. Cosa que hace que casi siempre mantenga al menos una lámina de agua pero si es cierto que en época de sequía esas aguas subterraneas se pueden acabar, dejando seca la laguna. Para un ornitólogo es un paraíso ante la cantidad de aves que suelen frecuentarla.






En mi cabeza comencé a planear la ruta hacia Talayuelas, y además cazar dos pájaros (imaginarios) de un tiro e intentar realizar otro viejo plan, el cual no sabía si se podía hacer pero ya que estaba por allí lo probaría, y era acercarme a la Olla, y ver esa maravillosa formación geológica pero no desde las barandillas miradores puestos allí para admirar como la anterior vez, sino intentar bajar a las formaciones para verlas y fotografiarlas desde dentro.
Más adelante os cuento como fue aquello, que sí lo pude hacer, pero extremando el cuidado y luchando un poquito con la vegetación, cosa que para mí es el pan de cada día en el monte.

Curiosamente de las primeras entradas de naturaleza y serranía allá en el 2010 fue sobre este paraje geológico de Talayuelas -Aquí- cuando el blog se llamaba el Brillo en la Mirada. Hoy, unos buenos años después volvemos a recorrer estas asombrosas formaciones.


Dejaremos el coche en el Merendero de la Olla, ya que antes queremos ver una cosa que no he mencionado antes.



    Dejamos el merendero arriba, y bajamos al fondo de un barranco que pasa por debajo.



                 En este primer tramo es el Barranco de la Chupedilla/Chapedilla.



                     Y el curso fluvial que va por él, es el Arroyo de la Hoz.



Un largo arroyo, al que le irán entrando otros barranco y arroyos, para mucho más adelante echar sus aguas en el pantano valenciano de Benagéber.



        Justo debajo del merendero han puesto una pequeña Vía Ferrata de iniciación.



           Desde el merendero se ve el barranco, aparte de bello, muy imponente.



Vamos andando porque a menos de un km, está la laguna justo debajo de esos cerros a la izquierda. Pero, ¿Qué es lo que se ve en el cerro de la derecha?



La caseta de vigilancia forestal que me dijo mi amigo Bascu, y adonde quiero ir para ver la laguna desde arriba.



                                      Veámosla desde esta perspectiva.



                                              Nos ponemos en su borde.



Como estábamos en invierno, las orillas estaban heladas, ya que hay que recordar que en esta parte de la serranía de Cuenca aún estando a menos altitud y más cerca del mediterráneo, hace un clima continental con noches muy frescas en invierno.


Otra curiosidad que en sus aguas nacen unas tipos de plantas (Ranunculus), y hay solamente unos días en primavera donde nacen unos muy vistosos que tornan la laguna de color morado. Como no he conseguido fotografiar ese fenómeno al ser de muy corta duración y estar Talayuelas algo alejado de Cuenca ciudad, cogeré dos fotos de internet para que podáis verlo.



La laguna con las tonalidades moradas. Foto cogida de Saposyprincesas.elmundo.es  Gracias de antemano.


     Ranunculus trichophyllus y Ranunculus peltatus son las dos de dicho género que salen en la laguna. Foto cogida de areasprotegidas.castillamancha.es. Gracias de antemano.



Los ciclos de inundación-desecación, provocados por las características del clima mediterráneo, lejos de representar un inconveniente, provocan un incremento del valor ecológico pues determinan la presencia de una comunidad vegetal característica, con predominio de plantas anfibias.





Pero vamos al subir cuestas que es lo que le gusta a uno, y más aun con ese fresquito invernal de primera hora.



Desde el Collado del Hornillo ya tenemos la visión del caseto en lo alto del Castellar de lo Jarque que así es como se llama el cerrete.



Ya llegamos a lo alto con sus consiguientes sudorcillos mañaneros. Esos que luego al final de la jornada los cambiaré por sus consiguientes tercios de cerveza ¡¡Qué ganas de ver las vistas!!


Primeramente, a mis espaldas se ve al fondo el último pueblo de la provincia de Cuenca, Casillas de Ranera, pedanía de Talayuelas, y en el medio....¿otra laguna?


Conocida como la Laguna de abajo de Talayuelas, y como ven en la foto viene a ser más una charca grande.


        En dirección oeste, nos aparece la mayor altura de toda esta extensa comarca.



                El Pico Ranera y sus 1432 metros, al que subimos en esta Ocasión.


En dirección este, la Comarca valenciana de los Serranos en primer término, al fondo a la derecha la Sierra Calderona, y a la izquierda las primeras estribaciones de la comarca castellonense del Alto Palancia.



Y en dirección noreste, por fin la Laguna de Talayuelas, con la vista de este pueblo al otro lado de las lomas de pinadas.



Vista de la Laguna que aunque parezca que no, es bastante grande y su tamaño variará de como sea el régimen de lluvias.


Magnífica esta visión. Enfrente del Pico Ranera tendríamos esas colinas llamadas Castellares de Polán y del Tío Rojo. Justo a la izquierda del Ranera estaría el Alto del Caballuelo (1403 m).
A la izquierda del todo, al fondo, asoma el Pico Pelado de Aliaguilla (1424 m), como última estribación de la Sierra de Mira (y fin de la Serranía Baja de Cuenca en esa dirección), y la mayor altura meridional, ya que más allá empezaría lo conocido  como la comarca valenciana de la Plana de Utiel-Requena con altitudes más bajas.





            El pico Ranera va a ser el protagonista indiscutible de una serie de fotos.



                                 Pinchen la imagen para verla en grande.



El caseto de vigilancia es mínimo pero es un gran atalaya para otear y por supuesto para comerme un primer pinchito de latilla, frutos secos y algo de fruta.


Curiosamente en una de las losas sobre las que está el caseto, viene esta inscripción de metal de la Generalitat valenciana, y digo curiosamente, ya que el límite autonómico está ubicado algo más al este.



         Bajemos del cerro y obtengamos otra nueva vista de la laguna con el Ranera.


Antes de dejar la laguna, daremos un rodeo a la misma para verla desde todas las perspectivas.



            E intentar sacar algún reflejo chulo aprovechando la cercanía del bosque.


Hasta aquí la primera parte. Ahora volveremos al coche, y en dirección a Casillas de Ranera haremos un par de km con el coche y veremos un cartel indicador a la formación geológica de La Olla, también conocida como la Plaza de Toros. Dejaremos el coche allí cerca, y andaremos un km y medio hasta llegar a las barandillas que nos indican que ya estamos en el paraje en cuestión.



     Ya estamos ante este peculiar paisaje que os enseñé de forma breve allá por el 2010.



Aunque antes de todo, vamos a ubicarnos. ¿Qué es eso blanco en lo alto del aquel cerrete?



   Nuestro caseto de vigilancia forestal del Castellar de lo Jarque. La laguna estaría la otro lado.



Muy curioso como la lluvia y la erosión va filtrando de ramblas y haciendo esto cada vez más grande.



  No olvidemos el Pico Ranera, faro de toda esta extensa comarca. Es cierto como me dice Maru que hay un cierto parecido entre este paisaje y el de la mina romana de las Médulas en León.



         Aunque los ojos también se nos van a las erosionadas formas de arenisca roja.




Tras un rato de bajar con mucho cuidado y luchar con la vegetación por fin me he puesto en la parte de abajo.



Avanzamos un poco y muy pronto nos empiezan a aparecer este auténtico museo de la erosión de piedra arenisca.



Esta estatua semi fálica será de unos cuatro metros. Lástima de no tener a algún acompañante para calibrar el tamaño de lo que hay allí dentro.



                        Todas estas formas y figuras me están dejando ojiplático.



                Lo de los distintos tonos anaranjados es todo un delirio visual.



¡¡Coño, otra figura fálica!! alguno me conozco que disfrutaría con un paseo por aquí dentro.



Comprobamos que gran parte de este tipo de roca está formada por un tipo de conglomerado hecho de muchas otras rocas más pequeñas.



                  Curioso como los pinos rodenos comienzan a colonizar aquello.



La cantidad de figuras y formaciones es muy grande, y eso que tampoco quise profundizar ni subir mucho, a ver si alguna se iba a venir abajo.



Desaconsejable completamente subir por los distintos canales y regueros, ya que la piedra se comenzaba a deshacer, pudiendo tener un accidente.



                                               Qué maravillas de figuras.



En cuanto Maru vea la entrada, me va a echar en cara que ya son tres veces que he ido a este sitio y nunca la he llevado. A la cuarta irá la vencida.



Volvemos a salir de allí dentro, y cojo esta perspectiva de las alargadas dorsales que rasgan la Plaza de toros de arriba a abajo.


Y con esta otra vista de la Olla y el Pico Ranera de fondo, despedimos este fantástico periplo por el bello término de Talayuelas

¡¡Hasta la próxima!!

14 comentarios:

  1. Extraordinario reportaje de dos lugares maravillosos La Laguna de Telayuelas y La Olla.Muchas gracias amigo Toni por tus explicaciones y magníficas fotografías que realzan la majestuosidad de estos lugares que,aunque conocidos por mi y habiendo estado varias veces en ellos he podido verlos gracias a ti desde otro lado.Mi más cordial enhorabuena. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mariano.

      Si es verdad, que muchos de los sitios que conocemos o visitamos, siempre se pueden ver de una manera distinta, y eso es lo que muchas veces me propongo para darle ese toque y darlo más a conocer.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Toni.

    Preciosa ruta, empezando por ese Barranco de la Chupedilla, perfectamente excavado en la caliza. Por cierto el topónimo "de la Hoz", ya sea en arroyos, barrancos o hoces se repite hasta la saciedad.
    Y preciosas las lagunas, en especial la de Talayuelas, con esas peculiares Ranunculus emergiendo de sus aguas. Muy buena iniciativa la de subirte a ese cerro, pues las lagunas, estanys, ibones, lagos...lo bonito, lo hemos comentado en alguna que otra ocasión, es llegar a su orilla y luego verlos desde un poco más arriba.
    Y finalmente la Olla o Plaza de Toros, y aunque deteste la tauromaquia, ahí va el símil, fuiste valiente, te lanzaste al ruedo he hiciste una gran faena que recibió un gran premio, que no fueron orejas y rabo, sino unas fotografías cojonudas de todas esas formaciones.

    Y no se me podía olvidar la estampa del Pico Ranera, imponente desde todas las perspectivas, pendiente lo tengo aún...

    Ah, y ha estado bien echar la vista atrás en el tiempo y visitar esa entrada primigenia tuya ;-)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bon día Dani.

      Jjejeje he conseguido hasta que me hagas un símil taurino...

      Lo de los ranunculus morado me llama de hace muchos años pero es que creo que son dos o tres días solamanente. Difícil veo poder verlos.

      Otra cosa curiosa es este Barranco de la Chupedilla llamado así en Cuenca pero es muy largo y tiene otros nombres según sea en Cuenca o en Valencia y además he visto que tiene otras zonas de mucho interés como una zona de pozas y baños conocida como el Charco azul(o verde) ya cerca del entorno de pantano de Benabéger.

      Otra opción de zona intermedia para dar el golpe y echarse a la saca el Ranera es esta ;-)

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Hola Toni,

    Me han encantado todos los lugares que nos has mostrado en tu entrada.

    La zona de la laguna es preciosa, y eso de que según la época del año vaya cambiando le da aun más atractivo, pero la zona de La Olla me ha dejado flipado.

    Que pasada de formaciones que es capaz de moldear el agua y el viento, impresionante, ya sea en la lejanía como de cerca.

    Muy mal eso de no llevarte ninguna de las veces a Maru, al final te va a canear... jejeje

    Salud, lagunas y formaciones rocosas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David.

      Es cierto que encontrarse en las inmensidades de pinares de rodeno mediterráneos encontrarse una laguna natural es toda una delicia y más aún cuando tiene varios cerros para subir y poder otearla desde diferentes perspectivas.

      Y lo de la Olla es un flipe, ya comento que recuerda mucho a la mina romana de las Medulas (muy recomendable).
      No sé si alguien se le habrá ocurrido bajar pero a mi me sorprendió mucho estar delante de esas esculturas aunque menos mal que era invierno e iba con los brazos y piernas tapados, porque como hubiera ido en manga corta, habría llegado abajo hecho un cristo de arañazos varios.
      Calla calla, que como salga en una conversación o en algún lado lo de la Olla de Talayuelas ya está Maru recordándomelo ;-)

      Salud, Ollas y Plazas de toros.

      Eliminar
  4. Hola Toni.

    Siempre me ha resultado muy curioso e interesante ver éste tipo de lagunas en medio de esos montaraces pinares, pues lo común es hallarlas en zonas esteparias, lo cual le añade riqueza a éstos parajes.
    Bajar a la Olla por tan inestable terreno tiene su aquel por lo que comentas de jugarte el tipo, pero queda el placer de llevarte buenas fotos en la mochila, y a los que nos gusta...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Andrés.

    Si como lo más común son las lagunas esteparias como son la de Gallocanta, o los muchos humedales manchegos pero cuando aparecen lagunas naturales o casi naturales en medio de los pinares y la sierra es cuando alcanzan el nivel top.

    Jjejeje, ya veo que te imaginas como tuvo que ser la bajadita, y si, fue un poco penosa pues no sé yo si habrá intentado bajar alguien alguna vez, incluso marqué la bajada con unos hitos pero es que el tamaño de los brezos, jaras y demás juntos con ese suelo y esas ramblas hacia abajo me hicieron sudar de lo lindo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Toni.
    Soy valenciano,pero paso las vacaciones y puentes en Garaballa pueblo de mí suegro,justo al otro lado del pico Ranera.En mi juventud fui espeleólogo y actualmente mi afición es la fotografía.Cosas de la edad.
    Pues sí esa formación geologica tambien es conocida como el Cañón y hace unos treinta años era facil bajar al fondo,practicamente podian bajar todas las personas.Actualmente la dificultad esta en los ultimos metros de bajada,donde los matorrales te lo ponen complicado pero si, mucha gente ha estado y disfrutado como tu lo has hecho desde el interior de esa belleza poco conocida.
    Te felicito por tu excelente blog al que entro casi todas las semanas,en busca de nuevos paisajes para fotografíar,aunque conozco muchos de estos lugares de vez en cuando me sorprendes con algun que otro lugar desconocido para mí.
    no soy muy de comentar,pero en esta ocasión lo he hecho,sobre todo y como he dicho anteriormente,para felicitarte por tu labor dibulgativa de esta SERRANIA que tambien es un poquito mia.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Tomás.

    Pues encantado de conocerte (virtualmente) y gracias por presentarte.

    Es verdad, no me acordaba del nombre del Cañón, y no me resulta ilógico si me dices que hace años se podía bajar y de hecho, se hacía, ya que la visión del paraje no se completa, creo yo, hasta que también lo ves desde dentro, pero si es verdad que hoy en día no está la bajada muy cómoda.

    Muchas gracias por tus palabras, y super encantado que te guste el blog.

    Otra saludo para tí.

    ResponderEliminar
  8. Sería interesante que publicaras un índice con todas las entradas, para poder localizar fácilmente alguna que interese en un momento concreto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Luis.

      Las opciones que me da Blogger para hacer índices son de fechas (meses) que no lo veo muy practico, y luego etiquetas, es decir, coger un tema y cada entrada incluirla en ese tema.

      Al principio lo hice así, por ejemplo: rutas por Hoces, río Escabas, Júcar, Guadiela, etc, y al final, en pos de localizar la entrada más rápidamente la hago por pueblos y sus términos municipales. Aunque luego tengo otro tipo de entradas en clasificaciones serranas como arboles, rocas, restos históricos, etc...

      Un saludo y gracias por el consejo.

      Eliminar