lunes, 6 de enero de 2020

EL RINCÓN DE LA MUELA EN EL VALLEJO DE LA SORQUILLA


Hace un tiempo os enseñe ese paso tan peculiar para subir a la Muela de la Madera que lo llamé con el vulgar nombre del Puto Agujero (Ver Aquí). En esa excursión luego volvimos a la carretera bajando por dentro del barranco del Vallejo de la Sorquilla.
Un lector del blog, José Sáez Izquierdo, me indicó que más a la derecha del agujero, ya donde la paredes de la muela se erosionan y se convierten en parte en empinadas ladera hubo un antiguo camino utilizado por pastores para poder subir/bajar más cómodamente el ganado que los otros pasos ya vistos como el de la Raya, el Escalerón o las Catedrales.
Investigo y veo que este camino era conocido como el Camino de los Barrancos y todo ese rinconazo que crea el Barranco de la Sorquilla se le llama el Rincón de la Muela. Además, veo que en el mapa aparece allí en topónimo de las Entradillas, recordándonos como sitio para entrar/salir.



Quedo con mi hermano pequeño para, sin ninguna referencia más, tirar por la ladera a ver si lo encontramos, cosa que explico más adelante. Como el Barranco de la Sorquilla por dentro ya lo conocíamos, dimos la vuelta al Rincón de la Muela y bajamos por un lugar que quería hacerlo desde hace tiempo y es la parte alta del cordal rocoso que delimita lo que es el barranco de la Sorquilla.
En el mapa viene llamado como el Alto de la Muela, y de ahí arriba sale una amable cresta que viene a acabar casi en el pantano de la Toba, y por ahí bajaremos para hacer los últimos metros por la carretera y cerrar esta ruta circular por el siempre bello entorno del Pantano de la Toba (foto anterior) y Muela de la Madera.


Comenzamos a subir por donde pienso que comienza el viejo camino y rápidamente nos vemos yendo a trochemoche por la ladera y buscando sitios para subir mejor.


Desisto de buscar el camino y seguimos subiendo mientras al fondo tenemos el Vallejo de la Sorquilla.


                        Donde con el zoom capta mi atención esa especie de fraile monolito



Compárenlo con el tamaño de los enormes pinos laricios para que os hagáis una idea del nada desdeñable tamaño de esta roca.


Encontramos una senda que nos lleva hasta el fondo, por el que vemos imposible subir a la parte de arriba.


Debajo de ese fondo rincón se aprecia restos de viejos apriscos aprovechando estos techos naturales de roca.


Vemos que hay una senda que va para la izquierda y posiblemente salve este desnivel rocoso.


                           Efectivamente vemos como si hubiera un paso hecho adrede.



No lo sé pero juraría que esto se hizo artificial para que fuera cómodo ponerse en la parte de arriba.


Ya hemos cogido altura y vemos el rincón entero. Deberemos ir por la parte de arriba para volver por el otro lado.



Es decir, llegar hasta allí, el Alto de la Muela y bajar por la cresta que iría a la derecha de la foto.


                         Avanzamos siendo escoltados por alargados pinos negrales.


Vamos a ir por ahora hasta allí delante pues sigo intrigado donde estará el viejo Camino de los Barrancos, aunque se yo que luego deberemos coger altura hacia la izquierda y salvar esos cortaos rocosos de la parte alta.



Nos asomamos a los bordes, destacando al fondo el cerro de Monteagudillo.

A un lado, abajo, está el rincón al que llegamos subiendo por la ladera.

Al otro lado se nos muestra el rincón.

Y mi hermano, al que dispongo para que se calibre el tamaño de esto.


                       Comenzamos a subir la ladera pero ¡alto! ¿que es ese muro que vemos?





Si si si, hemos encontrado el viejo Camino de los Barrancos, el cual seguimos un poco en dirección descendente para ver donde comienza.





      Se nos abren buenas vistas del recién bautizado por mí como el Monolito de la Sorquilla.





            El pantano de la Toba con sus recovecos y reflejos siempre capta mi atención.



Me encantan las luces y contraluces de esa hora de la mañana, donde destaca la boina rocosa del Cerro de Monteagudillo.



Como no es cuestión de bajar todo lo subido, inspecciono el sitio aproximado donde empezaría el camino para volver otro día y explorarlo, y regresamos en sentido ascendente, pasando por pinos de hermosos tamaños.



                             El camino nos lleva por esta vaguada que queda entre...







                            Cortaos rocosos a ambos lados, como estos de la foto.



            Una vez subido a la parte alta, nos acercamos a los siguientes bordes para otear.



Por ejemplo esta perspectiva del Rincón de la Muela, y al fondo los tres cerros que escoltan el pantano: Monteagudillo, Cabeza Gorda y la Modorra.



Al otro lado del Bco. de la Sorquilla vemos esa cresta por la que vamos a bajar hasta la carretera.


Pero antes de bajar por el cordal ese, debemos llegar al Alto de la Muela, donde nos llama poderosamente la atención esa cueva que parece haber debajo.




Al otro lado del pantano vemos el Albergue de Fuente de las Tablas, donde en verano se hacen campamentos juveniles y donde antes de la construcción de dicho albergue, el dueño de este blog forjó su figura a base de huevos fritos y torreznos en el merendero que allí había.


            Nosotros debemos subir un poco más y empezar a bordear el rincón de la muela.





             Vean como está la lagunilla artificial de la Casa forestal de Prado Villatejas.




        Unos pocos metros más arriba hay otra lagunilla, donde vamos a probar una cosa.



Curioso como en unos pocos metros de distancia una laguna esta super helada y la otra apenas tiene una fina capa de hielo.




               Qué bonito está el campo con el hielo y todo tipo de ornamentos naturales.




Más adelante nos topamos con una oscura sima, de las que tienen lengüeta identificativa de tener recorrido espeleólogo y haberse explorado.


Después de bordear todo, llegamos a lo Alto de la Muela. Debemos encontrar es parte llana de donde nace la cresta cordal.




Pero antes, armándonos de valor y algo de osadía, bajamos por una empinada ladera en busca de lo que parecía una cueva, vista desde el otro lado, al poco de comenzar la ruta.


Cuando a mi hermano le entra el hambre de pinchitos, debemos parar estemos donde estemos.


        Explorado aquello, lo que creíamos una cueva es este hermoso arco con su oquedad.




         Camino hacia el cordal, ya nos sale la vista del Rincón de la Muela desde este lado.




       Formado principalmente por el Barranco de la Sorquilla, al que vemos todo a lo largo.


Y ese pequeño que está a su izquierda y con el que hay que tener cuidado, ya que no se puede bajar por él, y que he bautizado como el de la Falsa Sorquilla.


Con la flecha continua la ruta hecha por nosotros, y con la flecha discontinua indico por donde vendría el viejo camino de los Barrancos (por lo menos en la poca parte explorada por nosotros)




                                 Llegamos a ese punto en alto donde empieza el cordal.




                         Avancemos mientras nos deleitamos con lo que tenemos delante.




Qué pequeño se ve el rincón con los apriscos pastoriles en su interior a donde llegamos al poco de comenzar la ruta.





                    Aunque lo que me llama de verdad es este skyline tan chulo.





      Román y el pantano de la Toba que aún estaba esperando las lluvias y nieves invernale    




Todo el rato estamos mirando hacia lado derecho, el de la Sorquilla, pero si miramos a la izquierda, nos sale otro barranco que en ese punto tiene un salto de diez o quince metros que imposibilitaría su tránsito.




 Si miramos más para allá, vemos como entra en el pantano la Rambla Grande de Monteagudillo.


                                                                  Pescadores en la Toba.


    Bajando ya por el cordal tenemos esta vista tan rocosa del Rincón de la Sorquilla.

                          Ya hemos dejado el cordal y ahí abajo vemos ya la carretera.


El Rincón de la Muela visto desde la carretera. En Uña nos esperan unos tercios ricos ricos.

                                            Pinchen para ver el plano de la ruta realizada.

Pero conociéndome los fieles lectores del blog, os podéis imaginar que no saber donde empieza ese viejo camino de los Barrancos desde la parte baja era algo que me iba a reconcomer durante días en casa, y la mejor forma de quitármelo de la cabeza era volviendo al lugar y explorarlo.
Como parecía poca cosa para organizar una salida al monte, debiera añadirle alguna otra cosita que no conociera por allí, y a la cabeza me vino subir hasta el monolito (si se podía) y admirarlo in situ, sin el zoom de la cámara. En este caso, decidí no subir solo, para tener alguien con quien calibrar el tamaño del monolito, y en vez de mi hermano, esta vez le tocó a mi fiel compañero de las rutas entre semana, el amigo Paco.

Pero todo esto que cuento tendrá que ser un ......Continuará.....la semana que viene!!!!

Hasta entonces!!

18 comentarios:

  1. Fantástico como siempre que leo estas rutas y me haces saborearlas desde el sofá de mi casa 😣

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Javi.

      Así es como se deben ver las entradas del blog, cómodo y sin prisas, jajaja

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Buena ruta, si señor, y en nuestra "área de campeo". Esta te la copio en cuanto vea la del viejo camino.

    El barranco de la Sorquilla lo remontamos en alguna ocasión, y otro día lo bajamos desde el Prado de Villatejas, cuando subimos por el puto agujero. La Muela es interminable.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luis.

      Pues si, en tres días va la segunda parte del rincón donde ya explico donde sale el bendito camino.

      Que suerte tener la Muela de la Madera ahí y bastante cerca de la capital ;-)

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Buen tute os metisteis...
    La entrada del sendero está junto a la curva de la carrera antigua.
    Lo que no imaginaba es que aún hubiera otra "entradilla" más a la muela.
    Es una zona increible..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose.

      Si en efecto, al finde siguiente ya encontramos donde empieza el camino y como sube con sus lazadas y quiebros para salvar el desnivel.

      Cierto que aquello es increíble, como bien dices tú. Esa morfología que tiene con el Júcar abajo, las paredes verticales, los frondosos pinares, las aguas que aparecen y desparecen. Es una suerte tenerla ahí a mano.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. QUE preciosidad de parajes. Una maravilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Etheria, encantado que te gusten.

      Un saludo.

      Eliminar
  5. Hola Toni.

    Sorprendente este barranco de la Sorquilla. Parece poca cosa pero os metisteis un buen paseo. Estos rincones de la Muela de la Madera son increíbles y sus vistas todo un deleite sin tener que alejarse tanto de la capital.
    A ver que nos descubres en la próxima visita al viejo camino...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrés.

      Pues si la verdad, fijate que hasta hace poco no le había prestado mucha atención pero al final, dale que te pego, en todo ese rincón de la Muela se pueden hacer varias rutas y todas con cosas muy atrayentes.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola Toni.

    Creo que te lo he comentado alguna vez, pero siempre que nos has llevado de ruta por la Serranía y hemos pasado junto a la Toba siempre me he quedado flipado con esos paresones y rinconazos de la Muela de la Madera que miran hacia el pantano. Ya nos has mostrado, y bien a fondo, muchos de esos rinconazos, pero como queda bien patente en esta entrada aún quedan muchos recovecos (caminos perdidos, barrancos, arcos rocosos, miradores, barrancos, monolitos) por descubrir. Una fuente inagotables de rutas made in Magia Serrana esta Muela de la Madera.

    Con ganas de que llegue el domingo para leer la continuación de esta entrada ;-)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.

      En el fondo, el camino es un solo un viejo camino de herradura casi desaparecido y olvidado casi por completo, pero la busqueda de él ya encierra de por sí todo el meollo de la entrada, con ese empecinamiento mío por encontrarlo.

      Y si es cierto, que este paraje si se investiga a fondo tiene muchas rutas. La verdad que tenemos tanto por conocer que solemos conocer los sitios más superficialmente, haciendo una o dos rutas y ya pasamos a conocer otro lugar más lejano pero si se investiga, siempre se sacan más cosas de lo que ya creemos conocer.

      Mañana va la continuación donde seguí bautizando con nombres míos más rocas....

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola Toni,

    Siempre que nos regalas rutas de exploración como esta disfruto como un niño con zapatos nuevos, no veas lo que me gustan.

    Impresionante el rincón de la Muela de la Madera, esos paredones y barrancos son una pasada.

    Ya hay ganas de que llegue la próxima entrada para descubrir a donde va a parar este sendero que has encontrado y poder ver de cerca el monolito.

    Salud y descubrimientos serranos!!!

    ResponderEliminar
  8. Hola David.

    Entonces estas enganchado a la temporada 9 de Magia Serrana. Mañana va el siguiente capítulo, jajajja.

    Pues si en esta ocasión ya descubrí que la vez anterior mi hermano y yo pasamos al lado del inicio del camino ancestral pero no lo vimos, y lo del monólito pues siempre mola mucho este tipo de formaciones y más aún cuando son de gran tamaño.

    Salud y caminos olvidados!

    ResponderEliminar
  9. Hola Toni...
    Desde luego,eres el crack de la I+D(investigación y disfrute) de la Serranía.
    Sorprendente "Entradilla",en la que me ha llamado mucho la atención ese aprisco que os encontrasteis,después del trochemoche,como tu dices,aunque luego queda aclarado que bajaban por ese sendero,por el que subisteis.
    Desde luego las imágenes que nos has mostrado de ese Vallejo de la Sorquilla y del Rincón de La Muela,son una pasada y buen figurante tuviste para calibrar la grandeza del lugar.
    Podríamos decir que el que la persigue,la consigue y encontraste el camino.Voy a pasarme a ver el "segundo capitulo" de ese camino y ese imponente monolito...jejeje.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juane.

      Ya sabes que la serie de Magia Serrana tiene mucho de investigación, los guionistas piden que haya intriga, jajajaja.

      Ese aprisco la verdad que era muy curioso por que lo de encima era roca plana y bastante profunda.

      Muchas gracias por comentar, siempre es un lujo tenerte por aquí.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Hola Toni.

    Cuando he visto que encontrabais el viejo camino de herradura y no ibais hasta su comienzo, lo primero que he pensado, es que seguro que irías otro día a buscarlo, y veo que tardaste bien poco.

    Estos recorridos de investigación por este tipo de terrenos, siempre es bueno ir acompañado, lo primero por si pasa algún percance y después, para ir turnándose y como apoyo, porque hay momentos en el que es complicado avanzar.

    Voy a ver lo que nos depara esta tercera entrada por el barranco de la Sorquilla, que tiene rincones bien chulos, como esa zona de cortados, el monolito, por no hablar de los extensos pinares, 100% serranía de Cuenca.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      Ya veo que me conoces en esto del empecinamiento para terminar de descubrir algo. Es que haber visto solo un tramo de ese viejo camino ancestral es como dejar algo a medias.

      Si te digo la verdad, para mí, lo ideal es ir con otra persona, porque si, por si hay percances, para hacer fotos y que salga el otro, etc. Lo que pasa que muchas veces no encuentro a ninguno de mis escuderos con los que suelo ir, y me voy solo.

      Un saludo.

      Eliminar